Colombia mantiene su fe mundialista: “Esto apenas comienza”

La seleccion Colombia de futbol posa en su debut en Mundial Rusia 2018. (Twitter)

Kazán (Rusia), 20 jun .- Sufrió un “duro” golpe en su estreno en el Mundial de Rusia, pero su fe se mantiene inquebrantable. Colombia encara su crucial duelo del domingo ante Polonia con una lema que todos repiten como un mantra: “Esto apenas comienza”.

Lo recuerdan los jugadores, lo destacan los dirigentes y lo reproducen la mayoría de hinchas colombianos que, como los hombres dirigidos por José Pekerman, mantienen plena confianza en sus posibilidades, pese a de la derrota el martes por 2-1 ante Japón en el Morovia Arena de Saransk.

“El viaje de regreso de Saransk a Kazán fue duro, pero esto apenas comienza”, señalaron hoy a dpa fuentes de la Federación colombiana de fútbol.

“Unidos somos más fuertes. ¡Vamos muchachos! ¡Vamos Colombia! Esto apenas comienza”, coincidió en señalar David Ospina a través de su perfil de Instagram.

El siguiente paso para los “cafeteros” será el domingo ante la selección polaca, una final anticipada después de que los europeos cayeran también por 2-1 en su debut mundialista frente a Senegal.

Con las dos favoritas del Grupo H imperiosamente necesitadas de una victoria, el arquero colombiano aprovechó para responder con un enérgico “¡Actitud!” a un comentario de James Rodríguez en la misma red social.

“Los ganadores no se detienen frente a los errores. Levantan la cabeza y esperan con paciencia la próxima oportunidad para hacerlo mejor. Confío en mi selección”, escribió el astro de la selección colombiana.

El volante del Bayern de Múnich protagonizó una de las sorpresas del choque al no figurar en el once inicial de Pekerman. Las molestias en el gemelo izquierdo que sufrió en los últimos días llevaron al técnico argentino a reservarlo para la última media hora del duelo. Desacertado e impotente, el astro colombiano no logró cambiar nada.

De regreso al campamento de Colombia en Kazán, James se entrenó hoy con los suplentes, sobre el césped, mientras quienes fueron titulares ante los nipones se reponían en el gimnasio.

Entre ellos, se hallaba Radamel Falcao, uno de los muchos “cafeteros” que apelaron a sus creencias religiosas para mantener un mensaje optimista tras el primer tropiezo mundialista.

“Triste por la derrota, pero con la fe podemos convertir esta adversidad en una oportunidad que nos permita obtener los resultados que todos queremos”, señaló el capitán de Colombia en Instagram.

Debutante en un Mundial a sus 32 años, Falcao fue uno de los jugadores más destacados ante los nipones, si bien no consiguió anotar, el principal cometido que le encargó “El Profe” Pekerman. Quizá por eso, la mayoría de respuestas de los hinchas que obtuvo “El Tigre”, como apodan a Falcao, fueron positivas y alentadoras.

Los críticos con la actuación del combinado “cafetero”, que estuvo lejos de recordar al equipo que, por primera vez en su historia, alcanzó los cuartos de final de una Copa del Mundo en Brasil 2014, parecieron concentrarse en la cuenta de Juan Cuadrado.

El mediocampista de la Juventus fue remplazado a la media hora de partido, cuando Colombia ya jugaba con diez por la expulsión con roja directa de Carlos “La Roca” Sánchez en el minuto tres.

“Es tiempo de estar más unidos que nunca como familia y con la confianza en nuestro señor Jesús. Porque para el que cree todo le es posible #Webelieve (Creemos)”, aseguró Juan Cuadrado, el hombre que dirige las plegarias y las coreografías de la selección sudamericana.

El jugador recibió muchas críticas en las redes sociales. Los críticos, que se alinearon con buena parte de la prensa colombiana, fueron en cualquier caso una minoría entre una hinchada que profesa una fe ciega en un equipo que tiene recursos suficientes como para no pensar en la necesidad de un milagro.

DPA/ Noelia Román

Deja un comentario

Cerrar menú