Un balance con altibajos para Argentina en su gira asiática

El jugador argentino Enzo Pérez (dcha) pelea por el control del balón con el jugador de la selección de Hong Kong, Andy Naegelein, durante el partido amistoso disputado en Hong Kong, China. (EFE)
El jugador argentino Enzo Pérez (dcha) pelea por el control del balón con el jugador de la selección de Hong Kong, Andy Naegelein, durante el partido amistoso disputado en Hong Kong, China. (EFE)

Buenos Aires, 15 oct (EFE).- La selección argentina regresa de su gira asiática con un balance con altibajos tras la derrota sufrida ante Brasil en Pekín (2-0) y el categórico triunfo frente a Hong Kong (7-0).

En los primeros pasos de la ‘era Martino’, tras el triunfo del estreno ante Alemania en Dusseldorf por 4-2, el seleccionador sumó preocupaciones en la derrota en el clásico sudamericano y respiró aliviado tras la victoria frente a la débil Hong Kong.

El ‘Tata’ volvió a utilizar esta doble presentación como banco de pruebas para ver en acción a los jugadores que podrían integrar la plantilla para el gran desafío de La Albiceleste el año próximo: la Copa América de Chile.

Para el primer compromiso, en el ‘Superclásico de las Américas’ ante Brasil en Pekín, la subcampeona del mundo contó con el regreso de Lionel Messi, ausente en el primer compromiso tras el Mundial ante los germanos.

Como si los ‘viejos fantasmas’ previos a la Copa del Mundo volvieran al presente, las grandes preocupaciones argentinas se repitieron en la portería y en la defensa.

El guardameta Sergio Romero, luego de su gran actuación en Brasil, volvió a su realidad de ser suplente y no tener continuidad.

Además de las declaraciones del propio jugador sobre su necesidad de cambiar esta situación y dejar el Sampdoria, el cuerpo técnico comenzó a buscar alternativas como Nahuel Guzmán o Agustín Marchesín, que compartieron la portería albiceleste en el partido ante Hong Kong.

La defensa también volvió a estar bajo la lupa luego de la actuación poco convincente ante Brasil, que supone la mayor preocupación del cuerpo técnico.

El equilibrio entre experiencia y juventud supone definir las situaciones de Marcos Rojo, Federico Fernández, Martín Demichelis y Pablo Zabaleta, titulares por herencia desde el Mundial.

Leonel Vangioni y Facundo Roncaglia por las bandas, Santiago Vergini, Nicolás Otamendi y Ezequiel Garay como centrales son algunas de las opciones de ‘renovación’ para volver a ser un equipo firme en la faceta defensiva.

En el medio campo, Javier Mascherano quedó ratificado como pieza indispensable, mientras que Erik Lamela volvió a tener su oportunidad junto con la primera prueba de fuego para Roberto Pereyra.

Con variantes ofensivas de sobra con los denominados ‘4 Fantásticos’, Lionel Messi, Sergio Agüero, Ángel Di María y Gonzalo Higuaín, la gran búsqueda es la estabilidad para las transiciones defensa-ataque.

Enzo Pérez, Fernando Gago, Lucas Biglia y Ever Banega aparecen en las preferencias del cuerpo técnico para esta función.

Por último, el regreso de Javier Pastore y la explosión de Nicolás Gaitán son dos gratas sorpresas de cara al futuro.

El posible retorno de Carlos Tevez a la selección en noviembre es un dato destacable pensando en la Copa América de Chile del año próximo.

Después de más de tres años de ausencia, el ‘Apache’, delantero del Juventus, tiene el camino allanado para regresar a la selección argentina en la última doble jornada de amistosos FIFA, en noviembre.

Otro de los delanteros, en esta ‘superpoblación’ que tiene el elenco albiceleste, es Mauro Icardi, actualmente en el Inter de Milán.

Con un encuentro confirmado para el próximo 18 de noviembre ante Portugal en el estadio Old Trafford de Manchester, el conjunto argentino espera que se concrete otro amistoso tres días antes frente a Ecuador en el estadio Vicente Calderón de Madrid. Fernando Czyz

Deja un comentario

Cerrar menú