“Toda África nos apoya”: Senegal busca la mística de 2002 en Rusia

Los jugadores de Senegal agradecen el apoyo del publico. (Twitter)

Moscú, 20 jun .- Fue un poco como en 2002: los jugadores saltaban y bailaban con alegría sobre el campo tras una importante victoria, y en el medio estaba nuevamente Aliou Cissé.

Hace 16 años, él era el capitán del equipo que había sorprendido 1-0 a Francia, la vigente campeona entonces, en el arranque del Mundial de Corea y Japón. Esta vez, ya como entrenador en Rusia, dirigió a sus pupilos a un sonoro triunfo 2-1 sobre una Polonia que llegaba como favorita.

Pero Cissé no quería comparaciones. “No es el mismo sabor. Hay una historia común con Francia, es el país que colonizó Senegal”, explicó el seleccionador.

“Nosotros los jugadores éramos hijos de inmigrantes que se habían ido a Francia, un país que nos dio mucho, que nos había formado. Además era el arranque del Mundial, era excepcional. Esto no es lo mismo pero es también importante”, aclaró Cissé.

Sin embargo, el triunfo del martes fue importante para Senegal y también para África, después de que Egipto perdiera su segundo partido y quedara prácticamente eliminado del torneo, y que Marruecos, Nigeria y Túnez -los otros equipos del continente- arrancaran con mal pie.

El equipo de Cissé vio todos los juegos de los cuadros africanos, según contó Kalidou Koulibaly, defensor del Napoli. En esa medida, hay también mucho orgullo en el triunfo ante los polacos. “Hemos mantenido la bandera de África y de Senegal en alto. Y no queremos parar aquí”, expresó el zaguero.

Cissé, en ese sentido, contó que recibió el apoyo de toda la región. “Senegal representa a todo el continente africano. Todo el continente está detrás de nosotros, recibo llamadas de todos lados”, contó el entrenador de 42 años.

El apoyo llega también desde el Gobierno senegalés, empezando por el presidente Macky Sall, que públicamente expresó su deseo de ganar el título y felicitó personalmente a los jugadores. Otros dirigentes, como el ministro de Deportes, también dieron su espaldarazo entusiasta al equipo.

El técnico, sin embargo, mantiene los pies en la tierra. Hace falta tiempo para soñar. “Es muy complicado. En África tenemos realidades que no exisen en otros lugares”, explicó. “No nos vamos a volver locos ahora. Seguimos concentrados y preparamos el partido contra Japón”, explicó de cara al duelo del domingo.

Por lo pronto, Senegal mostró rasgos de calidad que permiten pensar en una clasificación a octavos. Además, Sadio Mané aún no mostró su mejor versión, pero ante Japón el jugador del Liverpool podría marcar diferencias.

“Aún es demasiado pronto para decir qué tan lejos podemos llegar en este torneo”, advirtió Mané. “Tenemos primero dos juegos muy importantes”, añadió.

En el Mundial asiático, Senegal llegó hasta los cuartos de final. El líder de aquel éxito, el francés Bruno Metsu, murió en 2013. “Estoy seguro de que nos está mirando”, expresó Cissé, que busca alentar la mística de hace 16 años.

DPA

Deja una respuesta

Cerrar menú