Selección peruana debe priorizar concentración para no dejarse ganar por ansiedad

Flores, Trauco y Ruidiaz. (ANDINA/Norman Córdova)

Lima, nov. 14.- La concentración será el aspecto fundamental en el equipo peruano para hacer realidad el deseo de ganar a la selección de Nueva Zelanda y clasificar al Mundial de Rusia 2018.

Así lo aseguró a la Agencia Andina el director del Centro Regional de Apoyo Emocional (CRAE) de la Diresa Callao, Luis Ávila, al indicar que en ese partido se pondrá en juego el control de la ansiedad antes que la destreza física y táctica de los equipos.

“No olvidemos que estos jugadores no dejan de ser gente muy joven. Nunca en su vida, a excepción de Paolo Guerrero, han estado en una situación similar. No han tenido la experiencia de ganar la copa mundial de clubes como él. Aquí, la madurez, juega un rol muy importante. El viernes se vio que mucha ansiedad en los muchachos debido a la envergadura y la relevancia de lo que se está jugando”, advirtió.

El especialista -quien destacó el trabajo del profesor Ricardo Gareca en el proceso de “visualización y concentración”- pidió a los jugadores no olvidar que un partido termina siendo una lucha de once contra once.

Para Ávila, los jugadores de nuestra selección deben ponerse en modo “Lima-Perú” o “15 de noviembre” y dejar en el pasado el partido de Wellington. “Si seguimos con los fantasmas de ese día, nada funcionará. A las 9: 15 de la noche la selección se juega su pase al Mundial y lo que pasó antes no existe”.

Confió que los futbolistas peruanos son formados profesionalmente y, por lo tanto, no habrá espacio para bloqueos o ansiedades. “Es importante fortalecer la adherencia al grupo, en que los jugadores puedan vincularse con lo que están haciendo, más allá de que 44,000 personas estén gritando en las tribunas. Ellos deben estar enfocados en lo que tengan y saben hacer”.

La hinchada, el jugador número 12

Para el psicólogo de la Dirección Regional del Callao, el apoyo de los hinchas será fundamental durante el histórico partido en el Estadio Nacional. “Creo que al sentir la calidez de su estadio tendrán un golpe anímico importante. A las personas que están en competencia, el aliento les hace sacar el triple de fuerzas”.

En otro momento, el experto comentó que la hinchada puede verse también como una presión, pero en este caso debe verse como un apoyo, como si en la cancha no hubiera once, sino todos tratando de meter esa pelota.

ANDINA“La hinchada viene a ser el número 12. Es así como se le llama a todo ese mar de personas, que sin jugar el partido tienen un protagonismo increíble. Sucedió en el partido de Perú y Colombia. Guerrero metió un gol y al celebrarlo se besa la camiseta y comienza a alentar a la gente. Eso es lo que se espera de los espectadores mañana”.

El mensaje final para la hinchada es nunca dejar de alentar y cantar, así estemos 5 a 0 hacia abajo, “iniciamos este proceso con ellos, debemos terminarlos con ellos”.

Comentó que esto es muy parecido a lo que haríamos con un amigo que está en un gran problema. “Le damos un abrazo, lo alentamos para que pueda salir adelante, nunca lo abandonamos. Los que asistan al estadio mañana no deben olvidar que serán representes de las 32 millones de gargantas que queremos estar allí, alentando a nuestra selección. Así que a alentar y gritar hasta el final como debe ser”.

ANDINA

Deja un comentario

Cerrar menú