Real Madrid logra su primer título mundial ante un San Lorenzo apagado

Los jugadores del Real Madrid celebran su victoria en el Mundial de Clubes al ganar 2-0 a San Lorenzo, el 20 de diciembre de 2014, en Marrakech. (AFP)
Los jugadores del Real Madrid celebran su victoria en el Mundial de Clubes al ganar 2-0 a San Lorenzo, el 20 de diciembre de 2014, en Marrakech. (AFP)

El Real Madrid estuvo a la altura de su estatus de gran favorito y cerró su gran año con la conquista de su primer Mundial de Clubes, con una victoria sólida y sin apuros en la final sobre el San Lorenzo de Almagro argentino (2-0), este sábado en Marrakech.

Con un Cristiano Ronaldo poco afortunado en esta ocasión, Sergio Ramos, de cabeza en el 37, y Gareth Bale, con gran ayuda de un error del arquero de los argentinos, Sebastián Torrico, en el 51, fueron los autores de los tantos que colocaron al campeón de Europa en la cumbre del fútbol mundial.

Ni un ‘Ciclón’ parece poder detener el espectacular momento de forma del Real Madrid, que con este triunfo en la final suma ya 22 victorias consecutivas y que termina a lo grande un año 2014 en el que ganó cuatro títulos, sumando este Mundial a la Copa del Rey, la Supercopa de Europa y, sobre todo, a la ansiada ‘Décima’ Copa de Europa que el equipo blanco consiguió en mayo en Lisboa.

“El equipo ha merecido ganar este título. Podemos decir que el Real Madrid es el mejor equipo del mundo”, afirmó el técnico del Real Madrid, Carlo Ancelotti, tras el partido.

Los blancos sólo habían estado anteriormente en el Mundial de Clubes en una ocasión (4º en 2000), pero habían ganado la Copa Intercontinental, antecedente directo de este torneo, tres veces (1960, 1998, 2002).

Para el fútbol español se trata del tercer título mundial de clubes, después de los dos logrados por el Barcelona en 2009 y 2011.

Europa continúa además ampliando su ventaja sobre Sudamérica en su pulso particular en el palmarés, donde ya domina por 7 títulos a 4.

Argentina, en el año en el que la Albiceleste ya fue subcampeona mundial en Brasil, pierde otra final, después de las que ya habían sufrido Boca Juniors (2007) y Estudiantes (2009) en las dos anteriores participaciones en esta competición.

“Terminó ganando el Madrid justamente. Para nosotros ha sido un honor haber terminado el año jugando la final del Mundial de Clubes. Nos sentimos muy orgullosos, más allá de la tristeza de haber perdido”, dijo el técnico de San Lorenzo, Edgardo Bauza, tras el partido.

– Ramos abre la muralla –

Después de su sufrimiento en la semifinal para ganar 2-1 al semiprofesional Auckland, San Lorenzo repitió once pero no actitud, impidiendo a los blancos de inicio desarrollar su fútbol.

Tras una primera media hora complicada para el Real Madrid, Karim Benzema (28) intentó sacar al equipo de su letargo con un disparo que paró en dos tiempos Sebastián Torrico, que también controló un tiro de Gareth Bale (35) a pase del atacante francés.

El tanto que abrió el camino al equipo español lo consiguió en el 37 el español Sergio Ramos, que estaba en duda por una sobrecarga pero que pudo jugar y abrió el marcador, como ya hiciera ante el Cruz Azul (4-0) en la semifinal. De cabeza en un saque de esquina botado por el alemán Toni Kroos, el hombre que también había brindado la asistencia al central andaluz ante los mexicanos.

– Error de Torrico –

Antes del descanso tuvo que ser sustituido el brasileño Marcelo, lesionado, pero en el inicio de la segunda parte el Real Madrid consiguió el zarpazo necesario para que el panorama hacia el título quedara despejado.

Francisco Alarcón ‘Isco’ jugó para Bale (51) en el área y el galés le pegó con la zurda, para un disparo que no parecía conllevar problemas para Torrico, que ante la sorpresa general no pudo atajar y el balón se coló para el 2-0.

San Lorenzo apenas mostró argumentos en ataque, salvo tímidos acercamientos como un disparo de Pablo Barrientos (66) que detuvo sin problemas Iker Casillas.

Pero era el Real Madrid el dueño y señor de la situación. Benzema, con un disparo desde la frontal (63) y a punto de llegar a un centro de Bale en el que un agarrón en el área le rompió la camiseta (73), se mostraba especialmente activo y Bale estrelló en el 64 el balón en el larguero.

Casillas salvó el principal acercamiento del campeón de la Libertadores en la recta final, un disparo de Enzo Kalinski en el 84, y los españoles sólo tuvieron que dejar correr el cronómetro para poder levantar el ansiado trofeo antes de una blanca Navidad.

“Es un día muy especial para todo el madridismo. Quiero felicitar a todos mis compañeros por la grandísima temporada”, celebró Ramos, premiado como el mejor del torneo.

AFP

Deja un comentario

Cerrar menú