Real Madrid gana al Sevilla con doblete de Ronaldo y logra la Supercopa

El portugués Cristiano Ronaldo, de Real Madrid, es fauleado por el defensa polaco Grzegorz Krychowiak, del Sevilla, durante la Supercopa de Europa disputada en el estadio Cardiff City en Cardiff en 12 de agosto de 2014. (AFP)
El portugués Cristiano Ronaldo, de Real Madrid, es fauleado por el defensa polaco Grzegorz Krychowiak, del Sevilla, durante la Supercopa de Europa disputada en el estadio Cardiff City en Cardiff en 12 de agosto de 2014. (AFP)

Cardiff (Reino Unido) (AFP) – El Real Madrid ganó este martes e Cardiff su segunda Supercopa de Europa al batir al Sevilla por 2-0 con un Cristiano Ronaldo sobresaliente, que logró un doblete, y un discreto pero esforzado debut del colombiano James Rodríguez, poco compenetrado aún con el equipo.

Ronaldo, Balón de Oro 2013, dio el título a su equipo con goles en los minutos 30 y 48.

“Era una copa que quería porque no la tenía en mi currículum”, dijo Ronaldo, elegido mejor jugador del partido que se disputó en Cardiff, en el Reino Unido.

Además de James también jugó de titular el otro fichaje madridista estelar de la temporada, el centrocampista alemán Toni Kroos, que dirigió al equipo como si siempre lo hubiera hecho e hizo olvidar a Xabi Alonso, que no pudo jugar por sanción.

“El equipo ha hecho un buen partido, considerando que no hemos tenido mucho tiempo para prepararlo, hemos tenido un buen control del juego. Toni Kroos ha jugado muy bien, sin problema, James ha tenido más problemas, pero en la segunda parte han estado bien los dos”, valoró Ancelotti.

“Estoy muy feliz, esperemos que sea el primero de muchos títulos”, dijo James, máximo goleador del último Mundial y traspasado del Mónaco por 80 millones de euros (108 millones de dólares).

Al final del partido, un espontáneo saltó al terreno de juego con la bandera palestina y fue rápidamente evacuado.

– El Madrid, con el punch de siempre –

El Real Madrid llegaba a este partido, que enfrenta al campeón de la Champions con el de la Europa League, con poco rodaje. Sus internacionales mundialistas llevaban poco más de una semana de entrenamiento, pero al equipo no se le ha olvidado acelerar y aprovechar el menor descuido de los rivales y, sobre todo, golpear como siempre.

El Sevilla por su parte, defendió muy atrás la mayor parte del partido y echó de menos la dirección y las rápidas transiciones del croata Ivan Rakitic. Sin ellas, el colombiano Carlos Bacca, único delantero, estuvo casi siempre muy aislado del resto del equipo.

La primera gran ocasión de peligro del partido fue de los blancos, en el minuto 18, y vino precisamente de una carrera por la banda izquierda de James, que centró medido al galés Gareth Bale pero su remate lo desbarataron entre el portero portugués Beto y Denis Suárez.

James estuvo desubicado en la primera mitad, en la que se movió por toda la medular. Perdió tres balones, incluyendo uno en su propia área que le hubiera costado un gol al Real Madrid de no ser por la excelente respuesta de Iker Casillas a un disparo del portugués Carriço.

En la segunda dispuso de una buena ocasión de marcar en una internada por la izquierda pero llegó ante Beto con poco ángulo para disparar y el arquero rechazó el balón.

Finalmente, fue sustituido por Isco en el minuto 71.

Cristiano ya había dispuesto de una ocasión muy clara en que falló un mano a mano con su compatriota Beto cuando en el minuto 30 empujó el balón a la red tras un centro medido desde la izquierda de Bale.

El galés, que volvía a casa como la estrella del equipo más laureado de Europa nueve años después de emigrar al fútbol inglés para jugar en las categorías inferiores del Southampton, jugó un partido flojo ante un rival que le cerró bien la banda para evitar sus galopadas.

La segunda mitad empezó con una ocasión del colombiano Carlos Bacca pero fue de nuevo Cristiano Ronaldo quien a los 3 minutos mostró su punch y coronó una penetración en el área sevillista de un zurdazo cruzado que dobló las manos del arquero Beto.

– Casillas respondió con reflejos –

Casillas, otro foco de atención del partido por la serie de errores que han perjudicado sus últimas actuaciones, resolvió bien todas las ocasiones en que fue puesto a prueba, tres, y se ganó probablemente el derecho a la titularidad en detrimento del costarricense Keylor Navas, fichado este verano.

Era la segunda vez que dos equipos españoles se disputaban la Supercopa de Europa. En la anterior, en 2006, el Sevilla ganó al Barcelona.

Este trofeo -creado por un diario holandés en los años 1970 para sacar más jugo al extraordinario Ajax de Johan Cruyff que ganó tres Copas de Europa- es el primero de la temporada.

La victoria del Madrid le permite soñar con ganar los seis títulos esta temporada e igualar la gesta del Barcelona, que en 2009 ganó la liga, la Champions, la Copa del Rey, la Supercopa de España y el Mundial de Clubes.

“Puede empezar un ciclo importante porque tenemos una plantilla de gran calidad, fantástica. Hay que trabajar mucho y sacrificarse, pero tenemos la posibilidad”, estimó Ancelotti.

Deja una respuesta

Cerrar menú