Queiroz abre la puerta a los jóvenes en su debut como seleccionador de Colombia

Carlos Queiroz, entrenador de la selección de fútbol colombiana. EFE/Archivo

Bogotá, 26 mar .- El portugués Carlos Queiroz abrió las puertas de la selección colombiana a jugadores jóvenes en su debut en una gira asiática en la que se impuso a Japón en Yokohama y cayó con Corea del Sur en Seúl.

El objetivo del portugués en sus primeros meses frente al equipo suramericano, como lo ha afirmado en varias ocasiones, es aprovechar el legado del argentino José Pekerman y por ello mantuvo en esta convocatoria la base de jugadores que disputaron los mundiales de Brasil y Rusia.

Arturo Reyes, asistente de Queiroz y técnico interino de Colombia entre septiembre y noviembre, llamó a varios jóvenes que jugaron sus primeros minutos en amistosos contra Argentina y Venezuela. Y tuvieron destacado desempeño frente a Corea del Sur y Japón.

El proceso de recambio de la generación que jugó los mundiales de 2014 y 2018 comenzó a tomar vuelo con jugadores como Alfredo Morelos (1996), Sebastián Villa (1996), Luis Díaz (1997) y Luis Manuel Orejuela (1995), quien jugó su primer partido con la absoluta.

“Lo más importante ha sido el trabajo que hemos hecho y todo lo que en este partido observamos de los jugadores”, afirmó Queiroz tras caer por 2-1 este martes ante Corea del Sur.

‘Lucho’ Díaz destacó durante el partido y en el segundo tiempo formó sociedad con James Rodríguez.

El extermo del Junior de Barranquilla jugó su tercer partido con la absoluta de Colombia, anotó el único gol de su equipo en una gran jugada en la que se deshizo de dos rivales y fulminó al guardameta con un derechazo.

Orejuela, lateral diestro del Cruzeiro brasileño, ocupó este martes el puesto de Santiago Arias y destacó, tanto en ataque como en defensa, mientras que el extremo de Boca Juniors Villa, titular en ambos amistosos, llenó las expectativas de Queiroz.

“Lo que valoro más es saber que ganamos jugadores dentro del campo, en todas las posiciones”, anunció el luso.

Pero las sensaciones no fueron positivas para todos los jóvenes convocados, como el portero del Banfield argentino Iván Arboleda. El debutante falló en los dos goles de Corea del Sur.

Tampoco tuvo buen desempeño Morelos, goleador del Rangers escocés con 16 tantos. En los dos partidos desaprovechó las pocas que tuvo y no fue determinante para su equipo.

El portero Camilo Vargas, suplente del hoy lesionado David Ospina, fue figura en el partido que ganaron a Japón por 0-1.

También lució seguro el central Davinson Sánchez, de 22 años por encima de Yerry Mina, que el martes se fue lesionado, y de Jeison Murillo, dos de las notas bajas de la doble jornada.

Sánchez, que juega en el Tottenham Hotspur, estuvo correcto en el uno contra uno y complicó las labores ofensivas de figuras como su compañero Son Heung-Min.

James Rodríguez revalidó el buen momento que vive en la Bundesliga y fue fundamental para que Colombia pusiera contra las cuerdas a los surcoreanos mediante pequeñas sociedades con Díaz, Villa y Orejuela.

Las sensaciones que dejó Colombia en la era Queiroz son buenas, sobre todo si se tiene en cuenta que el portugués fue nombrado el 7 de febrero y recién tuvo sus primeros entrenamientos.

“En el futuro tenemos que establecer el sistema de juego pero también la estrategia del sistema tiene que ser teniendo en cuenta las características del oponente”, dijo el exseleccionador de Portugal e Irán, cuyo primer desafío oficial será la Copa América.

En ese torneo, que se jugará en Brasil del 14 de junio al 7 de julio, Colombia compartirá el Grupo B con Argentina, Paraguay y Catar, uno de los dos países invitados del torneo junto a Japón.

EFE
Jorge Gil Ángel

Deja un comentario

Cerrar menú