¿Qué le pasa al Real Madrid?

Iker Casillas, arquero del Real Madrid, se lamenta durante la derrota 4-0 ante el Atlético, el 7 de febrero de 2015, en el estadio Vicente Calderón, en Madrid. (AFP)
Iker Casillas, arquero del Real Madrid, se lamenta durante la derrota 4-0 ante el Atlético, el 7 de febrero de 2015, en el estadio Vicente Calderón, en Madrid. (AFP)

Madrid (AFP) – La máquina implacable se estropeó y el Real Madrid vivió una pesadilla en su visita el sábado al vecino Atlético Madrid (4-0). Esa derrota fue el símbolo de un equipo que vive una caída libre en 2015 tras un final de año inolvidable.

A finales de 2014, el Real Madrid encadenó una racha de 22 victorias entre todas las competiciones, un récord en España, con un juego ofensivo y brillante a nivel colectivo. Sin embargo, el técnico italiano Carlo Ancelotti no hizo las rotaciones necesarias en el equipo, que jugó una gran cantidad de partidos hasta el Mundialito de Clubes a finales de diciembre.

La bofetada recibida el sábado ante el Atlético, tercera derrota en nueve partidos en 2015, puso de manifiesto este cansancio general de los jugadores.

Un jugador como el internacional alemán Toni Kroos, con un rendimiento soberbio en el primer tercio de temporada, ya no tiene el mismo aguante físico que antes. “Me siento cansado”, reconoció a finales de noviembre, sin haber sido tomado en cuenta.

El Real Madrid no estuvo “fresco, ni física ni mentalmente” el sábado, reconoció el portugués Cristiano Ronaldo, excusándose en que el equipo blanco jugó tres días antes contra el Sevilla (3-1), donde sufrió una serie de lesiones.

Tanto es así que cinco titulares habituales no estuvieron sobre el césped del Vicente Calderón: el centrocampista croata Luka Modric, el enganche colombiano James Rodríguez, el defensa portugués Pepe y su pareja en el centro de la defensa Sergio Ramos, todos lesionados, además del lateral brasileño Marcelo, sancionado.

La defensa formada por el francés Raphael Varane y Nacho Fernández hizo aguas. A esto hay que sumarle el daño que está haciendo la baja de Modric, lesionado desde noviembre, al centro del campo del equipo de Chamartín.

– Relajación mental –

Tal vez sea una reacción lógica en un equipo que lo ha ganado casi todo en 2014 -Copa del Rey, Liga de Campeones, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes- sufrir un bajón de rendimiento tras tanto éxito.

Derrotado en Valencia en liga (2-1), eliminado de la Copa del Rey por el Atlético (2-0, 2-2) y con una victorias ramplona ante Getafe (3-0), Córdoba (2-1) y Sevilla.

El naufragio del sábado significó la derrota más abultada en Liga desde aquel 5-0 que le endosó el FC Barcelona de Pep Guardiola al equipo dirigido por el portugués Jose Mourinho en 2010.

En rueda de prensa, Carlo Ancelotti pidió a sus pupilos “cambiar de actitud”. Como resultado de esta relajación mental, el Real Madrid está encajando goles al inicio de los partidos.

Además, ciertos jugadores han dejado de estar implicados en tareas defensivas y el equipo se resiente, entre otros el galés Gareth Bale, criticado recientemente por su egoísmo con y sin balón.

– Cristiano Ronaldo y Casillas, señalados –

El sábado, Ronaldo regresó después de una suspensión de dos partidos, y aunque debería haber vuelto con todas las energías renovadas tras ese descanso forzado, su presencia en el encuentro fue testimonial.

Es como si ‘CR7’ hubiera perdido la tensión competitiva tras conseguir el tercer Balón de Oro en enero. 32 goles en 23 partidos entre agosto y diciembre de 2014, y solamente cuatro en siete partidos desde principios de año.

Mientras, el portero y capitán Iker Casillas, que cometió un nuevo error el sábado, vuelve a recibir una lluvia de críticas sobre su persona. “Hoy es una derrota dura. Hay que afrontarla, dar la cara y pensar en el siguiente partido” comentó el portero internacional, que sabe que el Real Madrid debe encontrar de nuevo la fórmula hacia el éxito.

En la Liga, la situación sigue siendo favorable para los madridistas, con un calendario benevolente que le enfrentará a Deportivo de la Coruña y a Elche, ambos en la zona baja de la clasificación.

Pero en diez días, se enfrentará en la ida de los octavos del final de la Liga de Campeones al Schalke 04, una eliminatoria que el Real Madrid no puede permitirse perder.

Deja un comentario

Cerrar menú