Perú-Bulgaria: hace 50 años la selección logró su primer triunfo en el Mundial México 70

Seleccion peruana durante Mundial del 1970. ANDINA/Archivo

Por Juan Sánchez

En los anaqueles de la historia más sublime del fútbol existe un capítulo cubierto de emotividad y fue el triunfo de 3-2 de la selección nacional ante Bulgaria en el debut del Mundial México 1970, disputado el 2 de junio de ese año, que significó la esperanza de un pueblo peruano que dos días antes fue azotado por un terremoto en la ciudad de Huaraz. Vea aquí la galería fotográfica

La selección peruana llegaba a su segundo mundial de fútbol de manera discreta porque hasta ese momento no había cosechado triunfo alguno en la fiesta máxima del balompié. Aunque a comparación de su primera cita, en Uruguay 1930, a México 70 clasificó por méritos propios.

En esa Copa del Mundo, Perú fue ubicado en el Grupo 1 junto con Bulgaria, Alemania Federal y Marruecos.

El encuentro ante Bulgaria disputado el Estadio León, situado en la ciudad de León, en el estado de Guanajuato, ante 13,765 espectadores, fue uno de los más complicados para el equipo peruano porque minutos previos para salir al campo de juego recibieron la triste noticia del terremoto de 7,8 grados que dejó 50 mil muertos.

Este sismo remeció parte importante de la costa y sierra del centro y norte del Perú. Muchas ciudades sufrieron, pero Yungay (Áncash) fue la más golpeada por un aluvión.

A pesar de que el cuerpo técnico liderado por el brasileño Waldir Pereira Didí intentó mantener la calma, la preocupación y el desgano influyeron en el desempeño de la Bicolor en el primer tiempo porque fue encimado por el conjunto europeo.

El goleador Dinko Dermendzhiev, a los 13 minutos, puso adelante a los europeos y con ese marcador se fueron al descanso. Pero el entretiempo marcó un antes y después para la escuadra nacional.

Gol de Perú a Bulgaria. Teófilo Cubillas es arropado por sus compañeros. Sotil entre ellos. ANDINA/Archivo

Tierra peruana

El ingreso del dirigente Javier Aramburú Menchaca, quien era parte de la delegación mundialista, al camarín logró cambiar el ánimo bajoneado del plantel de jugadores.

“Aramburú agarró tierra de una maceta que estaba fuera del camarín y dijo: ¡Muchachos, tierra del Perú, bésenla! Y nosotros, como éramos unos chiquillos, la besamos (risas) y salimos a jugar como unas bestias”, relata el exmundialista, Roberto Chale, quien fue una de las piezas claves de ese cotejo, que estuvo dirigido por el referí italiano Antonio Sbardella.

En el segundo tiempo, Bulgaria volvió a golpear en el minuto 49 (2-0) gracias a un gol de su férreo volante Hristo Bonev. Apenas llegó el segundo tanto de los rivales, hubo una reacción rápida de los peruanos, a pesar de la falla garrafal del arquero Luis Rubiños.

A los 50 minutos, Alberto Gallardo tomó el balón por la derecha y, tras un amague para afuera en el área, sacudió las redes del portero Simeon Simeonov con un fuerte derechazo.

Cinco minutos más tarde, Héctor Chumpitaz igualó el marcador con un tiro libre rasante a palo del arquero. El partido equiparó fuerzas en ese momento, pero finalmente a los 73 llegó la ‘magia’ de Teófilo Cubillas.

El Nene realizó una magnífica pared con Ramón Mifflin antes de colocarse en una posición ideal para disparar. Su fuerte remate al lado derecho resultó inatajable para el golero búlgaro, que se estiró al máximo.

Talento peruano

“Un terremoto dejó más de 50 mil muertos dos días antes, y gracias a Dios le pudimos devolver esa alegría al pueblo peruano. Eso nos puso en parte contentos”, fue la frase con la que Cubillas recuerda aquel heroico partido.

Dentro de la generación que jugó el Mundial de México 70 resaltan futbolistas con un talento que sorprendió al mundo entero.

En la defensa, el capitán Héctor Chumpitaz demostraba el liderazgo y garra para defender cada pelota que se aproximaba al arco peruano. El mediocampo tenía a Ramón Miffin y Roberto Chale como la combinación perfecta de agresividad en la marca y buena técnica para entregar el pase.

En el ataque, Pedro Perico León con su control de pecho sorprendía a cualquier defensa contraria y Teófilo Cubillas de exquisita técnica y picardía logró marcar una diferencia. Anotó 5 goles en 4 partidos y fue elegido el mejor jugador joven de ese Mundial.

Triunfo para el Perú

Una vez culminado el partido, los jugadores, al unísono, dedicaron el triunfo pueblo peruano, a los damnificados y a los familiares de la víctimas para brindar un poco de alegría sabiendo que nada podía resucitar a los fallecidos.

El capitán, Héctor Chumpitaz años después manifestó que ese partido fue el que más recuerda porque fue su primer mundial y porque anotó el gol que le dio un poco de alegría al pueblo.

“Es el mejor recuerdo que tengo, porque fue el primer torneo de esta índole que disputé. Le marqué a Bulgaria y nuestra selección ganó. Sabíamos que aquí (Perú) la estaban pasando mal por el terremoto y con ese triunfo le devolvimos a nuestro pueblo algo de alegría”, manifestó el Capitán de América.

Por su parte, José Fernández, también jugador nacido en Cañete señaló que se enteraron del sismo recién al día siguiente porque estaban concentrados y no existía una comunicación directa.

“Estábamos tranquilos porque sabíamos que la familia se encontraba bien, pero a la vez apesadumbrados por todo lo que había pasado. Con los dirigentes decidimos usar el crespón negro como señal de luto por los muertos a quienes le dedicamos el triunfo”, dijo el exjugador antes de partir hacía la eternidad.

A pesar de la consternación y del dolor por la tragedia, buena parte de la población hizo un alto al dolor y se apostó frente a sus televisores en casas, bares y bodegas, siguiendo los incidentes del partido y se lanzaron a la calle para celebrar el triunfo de Perú.

Cobertura total

Un día después del triunfo el periodismo nacional copó sus portadas y páginas principales con titulares y notas sobre la gesta peruana en la cita mundial.

La Tercera tituló en su portada “¡Perú colosal! Y acompañó con una foto grande a colores destacando a Perico León, Teófilo Cubillas y Alberto Gallardo.

La Crónica no se quedó atrás, colocó un gran título “Perú jugó el mejor fútbol del Mundial” y acompaña con una gráfica en la que resalta a Hugo Sotil siendo cargado y destaca el resultado (3-2). También pone “Y ahora nos temen los alemanes”.

En sus página interiores se aprecian titulares como “Fue un triunfo clasificatorio”, “Dando la mejor exhibición de fútbol”, “Beckenbauer maravillado con el juego que brindó nuestro representativo”

La cobertura fue total y sirvió para que el pueblo pudiera paliar el sufrimiento ante la pérdida de compatriota en el terrible sismo.

 

ANDINA

Deja una respuesta

Cerrar menú