“Otra final” que se juega en Tallin: Griezmann, Modric… ¿o Varane?

Antoine Griezmann (c), del Atlético de Madrid, celebra junto con Saúl Ñíguez (izq.) y Koke el 2-0 marcado ante el Olympique Marseille en la final de la Liga Europa en Lyon, Francia, el 16/05/2018. (Foto: Jan Woitas/dpa/Archivo)

Tallin, 14 ago .- Un mes después de la dramática definición del Mundial de Rusia 2018, el francés Antoine Griezmann y el croata Luka Modric vuelven a cruzar sus destinos, esta vez en la final de la Supercopa de Europa que mañana disputarán Atlético y Real Madrid, conscientes de que una actuación brillante en la misma puede acercarles a los mayores premios individuales.

Ambos están entre los diez nominados por la FIFA que optan al premio The Best, que desde 2016 elige al mejor futbolista del mundo, con méritos de sobra para tratar de terminar con el reinado del portugués Cristiano Ronaldo y del argentino Lionel Messi, ganador y segundo respectivamente en las dos ediciones anteriores.

Griezmann fue titular en la selección francesa que se consagró campeona en la Copa del Mundo ante Croacia y cerró el curso pasado con un gran tramo final de temporada con el Atlético que coronó con un doblete de goles en la final de la Liga Europa que conquistó frente al Olympique de Marsella.

Modric, por su parte, no sólo volvió a ser el timonel del mediocampo en el Real Madrid que ganó su tercera Copa de Europa consecutiva tras vencer al Liverpool sino que además lideró a la selección croata que asombró al mundo en Rusia 2018, haciéndole merecedor del Balón de Oro como mejor jugador del torneo mundial.

El premio The Best se entregará en una ceremonia el 24 de septiembre y la final que se juega en Tallin, capital de Estonia, es la mejor oportunidad que tienen ambos para seguir sumando argumentos para terminar por delante de, aparte de los mencionados Cristiano y Messi, otros de los cracks nominados como los belgas Eden Hazard o Kevin De Bruyne, el francés Kylian Mbappé o el egipcio Mohamed Salah.

Lo curioso es que ninguno tiene garantizada su participación de inicio en la final de mañana ya que, por su actividad mundialista, ambos se reintegraron más tarde al trabajo con sus equipos y acumulan apenas unos pocos minutos de ensayo en los últimos amistosos del pasado sábado, cuando el Atlético enfrentó al Inter de Milán y el Real Madrid al Milan.

Sin embargo, tanto Griezmann como Modric son lo suficientemente importantes en los esquemas de sus respectivos equipos como para que ambos hagan un esfuerzo por estar presentes.

Más aún si tienen la gran oportunidad de sumar puntos para lograr ser premiados como los mejores jugadores del mundo.

Por otra parte, tampoco hay que olvidar que en el Real Madrid hay otro futbolista entre los diez nominados al The Best que también podría jugar su propio partido por el premio: el zaguero Raphael Varane, campeón de Europa con el Real Madrid y del Mundo con Francia, pero que parte con la desventaja de ser un defensa luchando por un premio individual que suelen llevarse jugadores más ofensivos.

Su posición de zaguero le dificulta ser tan decisivo en los partidos como su compañero de selección Griezmann o su compañero de equipo Modric, pero reúne los mejores premios de ambos y no hay duda de que la oportunidad la tiene delante.

DPA/ Jorge Aldea

Deja un comentario

Cerrar menú