Nadal y Del Potro se citan por un lugar en la final de Roland Garros

El tenista argentino Juan Martín del Potro, el 07/06/2018 en París, Francia, durante el partido que lo enfrentó con el croata Cilic en el Abierto de tenis de Francia. Del Potro venció a Cilic y regresó a las semifinales del Abierto nueve años después. (Foto: Panoramic/Zuma Press/dpa)

París, 7 jun .- Envalentonado tras vencer en un duro cruce a Diego Schwartzman, el español Rafael Nadal buscará mañana un lugar en la final del Abierto de tenis de Francia ante otro argentino, Juan Martín del Potro.

Nadal, que superó a Schwartzman con parciales de 4-6, 6-3, 6-2 y 6-2 en tres horas y 42 minutos, chocará ante al campeón del US Open 2009 en una semifinal con enorme atractivo. Del Potro llega también lanzado y hoy tumbó al croata Marin Cilic por 7-6 (7-5), 5-7, 6-3 y 7-5.

“Del Potro ha logrado grandes victorias este año. Tiene un potencial fantástico”, expresó el español, diez veces campeón en la arcilla de París. “Tendré que jugar de forma agrevisa. Si juego defensivamente y no soy intenso, estaré perdido”, añadió el balear.

Será el décimo quinto enfrentamiento entre ambos, con un balance de 9-5 para el español.

El último cara a cara fue también en las semifinales de un grande, las del US Open 2017, cuando Nadal se impuso por 4-6, 6-0, 6-3 y 6-2 para dos días más tarde levantar su Grand Slam número 16.

Pero hay varios cruces destacables más atrás en el tiempo: un vibrante duelo en los octavos de final de Wimbledon 2011 y ese mismo año en el cuarto punto de la final de la Copa Davis entre España y Argentina.

En la tierra batida de Sevilla, Del Potro tuvo a Nadal a maltraer durante un set, aunque el balear vencería posteriormente 1-6, 6-4, 6-1 y 7-6 (7-0) para dar el título a su país.

Hay mucho en juego, pues el número uno del mundo quedó a dos triunfos de su undécimo Roland Garros. Si quiere retener su lugar en el ranking, además, tendrá que coronarse el domingo.

Del Potro, que estuvo en duda hasta último momento para este Roland Garros por un desgarro muscular, podría por su parte dar un gran golpe si vence a Nadal. Tres operaciones en la muñeca amenazaron la carrera del tandilense, que sin embargo volvió con más fuerza.

Y aunque cayó con Nadal en el US Open, derrotó al español en los Juegos Olímpicos de Río 2016, en la que fue una de las victorias más importantes de su carrera. En Brasil, el argentino terminaría con la medalla de plata.

“Intentaré jugar como hice en otras superficies ante él”, señaló Del Potro. “Él es zurdo, tiene ventaja conmigo, puede encontrar mi revés”, analizó el argentino, que solo se enfrentó a otro zurdo, el español Albert Ramos, en su camino a semifinales.

“Sigo pensando que es el favorito”, ahondó Del Potro. “Creo que aun teniendo mi mejor juego va a ser difícil”.

En efecto, ganar a Nadal en arcilla al mejor de cinco sets es algo que sólo han conseguido dos jugadores en toda la historia. Robin Soderling en 2009 y Novak Djokovic en 2015.

“Él también ha perdido aquí, la fe nunca hay que perderla”, expresó Del Potro, quien será cuatro del mundo desde el lunes. “Y en una semifinal tengo muy poco por perder”.

Para citarse con Nadal, el argentino derrotó en cuartos al croata a Marin Cilic, un triunfo que lo dejará en el cuarto lugar del ranking, su mejor posición histórica. Asimismo, podría llegar al número tres si gana el torneo.

Del Potro terminó hoy entre lágrimas ante la ovación del público en la cancha Suzanne Lenglen de Roland Garros. No era para menos: está a las puertas de jugar su segunda final de Grand Slam.

El argentino alcanzó la del US Open 2009, en la que se impuso al suizo Roger Federer para festejar el mayor título de su carrera. Además, llega nueve años después a una nueva semifinal en París.

“Fue un poco de desahogo para mí llegar a la semifinal de este torneo, significa bastante”, señaló Del Potro en referencia a las lágrimas. “Por cómo fue la previa del torneo y por cómo me siento en polvo, es mucho más especial”, añadió.

El español, por su parte, contó con mucha suerte ante Schwartzman. El partido fue interrumpido por lluvia el miércoles, justo cuando el “Peque” dominaba.

Nada fue otro después de la lluvia, que interrumupió el partido una vez temporalmente y otra definitivamente hasta la reanudación de hoy. El balear tomó las riendas del partido, impuso el ritmo y doblegó finalmente a su rival.

DPA/Manuel Dueñas

Deja una respuesta

Cerrar menú