Nadal recuperó reinado de campeón; Andreescu lo estrenó; Colombia, dos titulo

En la imagen el tenista español, Rafael Nadal,EFE/JOHN G. MABANGLO

Nueva York, 9 de sep .- El último torneo de Grand Slam, el Abierto de Estados Unidos ya forma parte de la historia con nombres propios que pusieron los nuevos campeones, aunque en el caso del tenista español, Rafael Nadal, lo lograse por cuarta vez en cinco finales que disputó, y este lunes fuese el gran centro de atención.

Del que todos han hecho alabanza, análisis de su clase, conducta, juego y deportividad, pero sobre todo que volviese a reinar y no permitiese que la nueva generación, encabezada por el ruso Daniil Medvedev, el rival en la final, pudiese conseguir su primer triunfo en un torneo de Grand Slam.

Algo que si consiguió la nueva reina del tenis mundial, la adolescente canadiense Bianca Andreescu, quien estrenó reinado en Flushing Meadows a costa de impedir que la legendaria estadounidense Serena Williams no pudiese lograr su séptimo título y el vigésimo cuarto de Grand Slam, que le hubiera empatado con la ganadora de todos los tiempos, la mítica tenista australiana Margaret Court.

Pero sería Nadal, segundo cabeza de serie, quien escribió otra página memorable y épica en Flushing Meadows después de luchar cuatro horas y 49 minutos para vencer en la gran final al ruso Daniel Medvedev, quinto favorito, por 7-5, 6-3, 5-7, 4-6 y 6-4, que le dejó con el cuarto título del último torneo de Grand Slam de la temporada.

Nadal, que a sus 33 años también amplió su palmarés a 19 títulos de Grand Slam, no sólo se llevó la victoria, que también se mereció Medvedev, remontó tras perder los dos primeros sets, sino que demostró la magia única que impregna su espíritu de no darse nunca por vencido.

Lo hizo con un tenis de lucha permanente, peleando por cada tanto ante un rival, que a sus 23 años, llega decidido a ocupar el puesto de uno de los Big 3 que ahora dominan el tenis mundial como son el propio Nadal, el serbio Novak Dojokivc, número uno del mundo, y el suizo Roger Federer, tercero.

Precisamente a Federer es a quien más se le compara el tenis que despliega Medeved, un jugador que cuando corrija y mejore algunos de sus aspectos será imbatible en un futuro inmediato.

Pero en Flushin Meadows tuvo que ceder y quedarse sin su primer título de Grand Slam porque Nadal, en su quinta final, defendido como nunca el legado de los Big 3, todos ellos combinados para 55 títulos de Grand Slam.

Nadal, que se convirtió en el segundo tenista de mayor edad en alcanzar la final del Abierto desde que en la del 2015 la jugó Federer con 34 años, se enfrentó a Medvedev, el más joven desde que Djokovic la disputó con 23 en el 2010, cuando el tenista serbio tuvo la misma suerte perdedora frente al campeón español.

Mientras que el triunfo de Nadal en el Abierto deja a los Big 3 con todos los títulos de Grands Slams desde el 2017, Federer está al frente de la lista de todos los tiempos con 20, seguido por el tenista español, Djokovic que posee 16 y el legendario Pete Sampras ya es cuarto al tener 14.

Nadal acaba otra temporada de ensueño con dos títulos de Grand Slam, también consiguió el de Roland Garros (12), jugó la final del Abierto de Australia (1), y la semifinal de Wimbledon (2), además de dos Masters 1.000 ganados, el de Roma y Canadá, que le permiten tener marca de 26-1 en los últimos cinco torneos que ha disputado.

Medvedev, a pesar que no pudo conseguir su primer trofeo de Grand Slam, y vio cortada su racha de 12 triunfos consecutivos, logró el gran triunfo de reconciliarse con los aficionados neoyorquinos a los que se enfrentó de manera antideportiva al comienzo del torneo y acabó ganándose su respeto de cara a un futuro que será brillante porque se quedó sin un título, pero ya piensa como un campeón.

Como ya lo es el de Andreescu, quien a sus 19 años, se convirtió en la nueva campeona del Abierto de Estados Unidos, logró su primer título de Grand Slam y batió nuevas marcas, incluida la de ser la primera en la historia del torneo que lo ganó en su debut.

Tras su brillante triunfo en la final del Abierto de Estados Unidos por 6-3 y 7-5 ante Williams, la única que no se ha visto sorprendida con su triunfo ha sido Andreescu, quien adelantó que jugará la final sin ningún miedo y convencida que la iba a ganar y eso fue lo que sucedió.

La gran perdedora, Williams, de 37 años, quien en las dos últimas temporadas, en cuatro finales de Grand Slam, no ha podido conseguir el anhelado vigésimo cuarto título que la coloque junto a Court.

Mientras que el tenis colombiano fue otro de los grandes triunfadores en el Abierto al hacer historia con los dos títulos que lograron, en los dobles masculinos y el juvenil femenino, el primero que alcanzan en cualquier modalidad individual de un Grand Slam.

Sebastián Cabal y Robert Farah, campeones de Wimbledon, lograron el primer título en el Abierto de Estados para Colombia como vencedores de los dobles masculinos tras derrotar 6-4 y 7-5 a la pareja formada por el español Marcel Granollers y el argentino Horacio Zeballos, octavos favoritos, en lo que fue la primera final completamente hispana en cualquier modalidad.

Pero faltaba ponerle la guinda al triunfo del tenis colombiano y eso lo hizo la joven de 18 años María Camila Osorio, de Cúcuta, cuarta cabeza de serie, que es la nueva campeona juvenil al vencer en la final individual, 6-1 y 6-0, a la local Alexandra Yepifanova.

El resto de los títulos, el de dobles femeninos se lo quedó la pareja formada por la belga Elise Mertens y la bielorrusa Aryna Sabalenka, cuartas favoritas, que ganaron 7-5 y 7-5 a la compuesta por la australiana Ashleigh Barty y la también bielorrusa Victoria Azarenka, octavas cabezas de serie.

Mientras que el doble mixtos lo ganaron la pareja formada por la estadounidense Bethanie Mattek-Sands y el inglés Jamie Murray que en la final vencieron 6-2 y 6-3 a la taiwanesa Hao-Ching Chan y al australiano Michael Venus.

EFE

Deja un comentario

Cerrar menú