Nacho se estrena poniéndole la bufanda a la Diosa Cibeles en su título más especial

El capitán del Real Madrid, Nacho Fernández, junto a los jugadores, Toni Kroos (i), Luka Modric (2i) y Dani Carvajal levantan la copa junto a la diosa Cibeles durante la celebración con aficionados de la trigésimo sexta Liga. EFE/Rodrigo Jiménez

Madrid, 12 may .- Nacho Fernández, tras 25 títulos con el Real Madrid, se estrenó este domingo ejerciendo como capitán en una celebración durante la fiesta por la 36ª Liga, que culminó con el canterano madridista colocando a la Diosa Cibeles la bufanda y la bandera del club.

Los integrantes de la primera plantilla del Real Madrid llegaron a las 13:17 horas CEST (-2 GMT) tras cambiarse al autobús descapotable después de las visitas institucionales a la sede de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid.

A las 12:45 salieron en autobús desde el Ayuntamiento, tras cambiar el traje por camisetas conmemorativas de la 36ª Liga, para darse un baño de masas por las calles de Madrid.

Alrededor de la Cibeles se montó una plataforma y un escenario con una pantalla gigante y los jugadores y cuerpo técnico se fueron bajando uno a uno del autobús acompañados de cánticos de “¡Campeones, campeones!” por los madridistas que se reunieron, desde cuatro horas antes de la llegada de los jugadores, para disfrutar de la celebración.

Un fin de fiesta en Cibeles en el que tanto Modric como Camavinga prometieron volver con la 15ª Liga de Campeones, la afición pidió que Nacho y Modric renueven sus contratos con el Real Madrid y en la que Ancelotti volvió a dejar otra imagen para el recuerdo.

Tras repetir, como prometió, la imagen con gafas de sol y puro de la celebración en 2022 en el autobús descapotable, cumplió “un sueño”: bailar con Eduardo Camavinga.

“Muchas gracias por vuestra ayuda esta temporada. Os quiero mucho. ¡Hala Madrid! Yo tengo un sueño: quiero bailar con Eduardo Camavinga. Música, maestro”, fueron las palabras de Ancelotti ante la afición que dieron paso a uno de los momentos más divertidos de la celebración.

Media hora después de su llegada, el encargado de ataviar a la Diosa Cibeles con la bufanda y la bandera del club fue Nacho, quien vivió este domingo con especial emotividad debido a que se trata de su primer título como capitán.

Tras completar una vuelta por la pasarela para ofrecerle el trofeo a los miles de aficionados que se dieron cita en Cibeles, Nacho subió las 15 escaleras -número especial al tratarse también del número de Ligas de Campeones que tratará de conquistar el Real Madrid el próximo 1 de junio en Wembley- hasta lo alto del monumento de la Diosa Cibeles para culminar la fiesta.

Tras colocarle la bufanda y bandera del club, Nacho besó en repetidas ocasiones a la Diosa y celebró el momento con gestos de emoción por cumplir un sueño.

Tras esto, invitó a subir a la plataforma a los otros tres capitanes del Real Madrid: Dani Carvajal, Toni Kroos y Luka Modric. Juntos levantaron el título de Liga.

Una tradición que Nacho podría vivir de nuevo el próximo 2 de junio, en caso de que el Real Madrid gane la Liga de Campeones en Wembley un día antes en la final contra el Borussia Dortmund.

Eso sí, también pudo ser este domingo la última vez que celebra un título con el conjunto blanco, ya que el capitán acaba contrato el 30 de junio y aún no ha renovado.

Un Nacho que recibió el cariño de compañeros y aficionados para que se quede y que en su discurso no hizo referencia a su futuro.

“Es un orgullo, un placer estar aquí en un día muy especial para todo el madridismo. Ha sido una temporada increíble. 36 Ligas. Hay que vivir el momento, disfrutar el día a día y es un día mágico. Ya tendremos tiempo de pensar el futuro, aunque ya sé lo que queremos todos”, dijo.

EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio