Motagua sigue líder del Clausura pese a “perdonarle la vida” al Olimpia

En la imagen, jugadores de Motagua de Honduras. EFE/Archivo

Tegucigalpa, 10 feb .- El Motagua, que este domingo le perdonó la vida al Olimpia y solo le empató a un gol en el segundo clásico de la quinta jornada del torneo Clausura, se mantiene líder, ahora con 11 puntos, superando por diferencia de goles al Marathón.

Dirigido por el argentino-hondureño Diego Vázquez, el Motagua hizo un buen partido, ordenado desde el medio campo y buscando hacer daño adelante con el paraguayo Roberto Moreira y el argentino Marcelo Estigarribia.

El Olimpia, que tiene como timonel al uruguayo Manuel Keosseián, no se coordinaba en sus líneas y caía en muchas faltas, lo que en el primer tiempo le costó tres cartulinas amarillas y obligó a su técnico a hacer el primer cambio al minuto 22.

Los azules del Motagua se pusieron a ganar al minuto 15 mediante penalti ejecutado por el paraguayo Roberto Moreira y que el Olimpia protestó por considerar que no hubo falta en el área.

El Motagua siguió atacando y creo al menos cuatro claras ocasiones de gol en el primer tiempo, mientras que los blancos del Olimpia, las pocas veces que llegaron al área rival no tuvieron el acompañamiento de un delantero que definiera las jugadas.

El delantero uruguayo Guillermo Chavasco no se complementó con Júnior Lacayo en el ataque del Olimpia.
En el segundo tiempo el Motagua de nuevo salió volcado al ataque buscando el segundo gol que le diera más tranquilidad ante un rival que seguía inofensivo.

El Motagua, aunque dominaba el juego, no supo sacarle provecho y siguió fallando ocasiones de gol, de las que algunas no se concretaron por la oportuna intervención del portero Donis Escober, que quizá fue el mejor jugador del Olimpia.

Mientras el Motagua fallaba las ocasiones de gol, el Olimpia no era capaz de finalizar una jugada completa porque el rival se le anticipaba y le quitaba la pelota.

La primera clara ocasión de gol para el Olimpia llegó al minuto 79, pero una gran intervención del portero del Motagua le quitó el empate.

Pero cuando se jugaba el segundo de cinco minutos de descuento que dio el árbitro, en una jugada desde el medio campo que solo tocaron dos jugadores, Elmer Güity recibió la pelota en pase de profundidad y tras burlar una marca disparó cruzado para convertir el gol del empate, que fue mucho premio para un equipo que jugó mal.

El Motagua, último campeón, sigue invicto y líder del torneo, escoltado por el Marathón, mientras que el Olimpia es tercero y el Real España cuarto.

El Real de Minas, último en la clasificación y en peligro de descender, vapuleó por 3-0 al Honduras Progreso.
El Vida, de local, empató con el Juticalpa a un gol, en el tercer juego de la quinta jornada.

El sábado, el Real España y el Marathón empataron 1-1 en el primer clásico de la jornada, mientras que el Universidad Pedagógica de visita venció 1-0 al Platense casi al final del partido.

El Marathón, que dirige el argentino Héctor Vargas, hizo mejor fútbol y creó varias ocasiones de gol, lo que le dio trabajo al portero Luis López del Real España, que tiene como timonel al colombiano Carlos el ‘Piscis’ Restrepo.

El Real España creaba mucho juego en el medio campo y tuvo un par de ocasiones frente a la portería del Marathón, que jugaba más vertical, con pases más precisos y más disparos al marco rival.

Los espigados delanteros Yustin Arboleda, colombiano, y Carlo Costly eran los hombres que más peligro creaban en el área del Real España, que tuvo en su portero al mejor jugador del partido.

Al minuto 31, Costly puso a ganar al Marathón al rematar de cabeza, libre de marca, un lanzamiento de esquina.

En el segundo tiempo el Real España inició mejor, con llegadas por las bandas de Rony Martínez y Jhow Benavides.

El buen juego pronto le dio réditos al Real España, que empató el juego al minuto 59 por medio de José Tobías, quien remató a quemarropa una pelota que rechazó el portero Dénovan Torres del Marathón tras un lanzamiento libre frente al área de Jhow Benavides.

EFE

Deja un comentario

Cerrar menú