Los técnicos argentinos marcan el camino en el comienzo del Mundial

El seleccionador de Argentina, Alejandro Sabella. (EFE)
El seleccionador de Argentina, Alejandro Sabella. (EFE)

Belo Horizonte, 20 jun (EFE).- Los tres técnicos argentinos presentes en el Mundial, Jorge Sampaoli, José Néstor Pekerman y Alejandro Sabella, marcan el destino triunfal de las selecciones albiceleste, chilena y colombiana en este inicio del Mundial de Brasil 2014.

Jorge Sampaoli, discípulo de Marcelo Bielsa pero con una impronta propia, tras un debut exitoso ante Australia dio el gran golpe al eliminar a la España, la campeona del mundo, en el mismísimo estadio Maracaná.

Luego de abandonar el fútbol con tan sólo 20 años por una lesión, el técnico está cumpliendo esa promesa de lograr desde la banca lo que no consiguió en el terreno de juego.

Con 18 años de experiencia como entrenador desde sus comienzos en la Liga Casildense de su pueblo en Argentina, ha conseguido por cuarta vez en la historia ubicar a la selección chilena en los octavos de final de una Copa del Mundo.

El mismo objetivo que consiguió ayer José Néstor Pekerman con la selección de Colombia en su segunda experiencia mundialista tras dirigir a la albiceleste en la cita de Alemania en 2006.

Con bajas importantes como las de Radamel Falcao y Luis Amaranto Perea, ‘El Profe’ logró fortalecer al conjunto y con los triunfos ante Grecia y Costa de Marfil superar la fase de grupos.

Desde su llegada a comienzos de 2012, el experimentado entrenador de 64 años logró revertir una fase clasificatoria adversa y conseguir con holgura el regreso de la selección cafetera a un Mundial, tras 16 años de ausencia.

Pekerman ha expresado en numerosas oportunidades su vínculo afectivo con Colombia y ha puesto a disposición de sus dirigidos sus 33 años de experiencia entre juveniles y mayores.

Entre sus pergaminos más valiosos está la refundación de las selecciones de base que realizó en Argentina junto con Hugo Tocalli, entrenador que ahora se encuentra trabajando en los equipos formativos nacionales de Chile.

Por su parte, el desafío mayor es para Alejandro Sabella, este técnico platense que tomó las riendas de la selección albiceleste en 2011 y tiene como objetivo conducirla a su tercera corona en territorio brasileño.

Tras superar sin contratiempos las eliminatorias sudamericanas, el estreno mundialista fue con victoria ante Bosnia-Herzegovina pero con interrogantes sobre el planteamiento inicial.

Con Lionel Messi como carta fundamental, el exentrenador del Estudiantes campeón de América y subcampeón del mundo pretende que su equipo vaya de menos a más en la competición ecuménica.

Esta muestra mundialista ratifica la alta cotización que tienen los técnicos argentinos en el mundo, tal como son los casos de Diego Simeone en el Atlético de Madrid, Mauricio Pochettino que pasó del Southampton al Tottenham de la Premier League, o Marcelo Bielsa, que iniciará un nuevo desafío en el Olympique de Marsella.

La revolución que generó Diego Simeone en su querido Atlético de Madrid con cuatro títulos en apenas dos años y una final de Liga de Campeones marca a fuego este momento de los entrenadores argentinos.

Mauricio Pochettino, luego de formarse y tener su primera larga experiencia en el Espanyol aceptó el desafío de la Liga inglesa y, tras una excelente campaña en el Southampton, fue convocado para refundar el emblemático Tottenham Hotspur.

Marcelo Bielsa hace doce años que viene marcando hitos a su paso, primero fue la selección albiceleste, luego tras cruzar la cordillera de los Andes dejó su marca en Chile y finalmente dejó su sello en el Athletic de Bilbao.

Tras una temporada sin actividad, el ‘Loco’ volverá a sentarse en el banquillo para dirigir al Olympique de Marsella.

Para mencionar también en la última temporada, aunque no tuvieron los resultados deseados, la llegada de Gerardo Martino al Barcelona y Gabriel Calderón al Betis marcó, junto con Juan Antonio Pizzi en Valencia la presencia de cuatro técnicos argentinos en la última Liga de España.

Con más de 50 entrenadores dispersos por el mundo se potencia esta presencia de argentinos sentados en los distintos banquillos latinoamericanos, fundamentalmente, pero que también llegan a Europa, Medio Oriente y hasta China.

El reciente desembarco de Ricardo Gareca en el Palmeiras brasileño para la temporada próxima es una muestra de la trascendencia de este fenómeno que tiene su muestra mundialista con Jorge Sampaoli, José Pekerman y el propio Alejandro Sabella.

Deja un comentario

Cerrar menú