Los simpatizantes de River festejan y se ilusionan con otro cruce ante Boca

Hinchas de River Plate animan este jueves en un partido de los cuartos de final de la Copa Libertadores entre River Plate y Cerro, en el estadio Monumental en Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Buenos Aires, 22 ago .- River Plate vivió una noche especial en su triunfo por 2-0 ante Cerro Porteño en el encuentro de ida por los cuartos de final de la Copa Libertadores y se ilusionó con otro cruce ante el eterno rival, Boca Juniors, esta vez en semifinales.

Desde los instantes previos al encuentro, los simpatizantes ‘millonarios’ cantaron y se ilusionaron con revivir el cruce de la última final que terminó con la consagración de River y la cuarta corona de América en el mítico estadio Santiago Bernabéu de Madrid.

Con un encuentro establecido para el 1º de septiembre por la sexta jornada de la Superliga local, Boca y River podrían agregar dos superclásicos argentinos a nivel continental al calendario y con un pasaje a la final de Santiago de Chile en disputa.

Luego del festejo del triunfo, los ‘hinchas’ locales comenzaron a ilusionarse con otra serie del superclásico y pensar en la posibilidad de lograr la quinta corona y repetir título después de los logrados en 1986, 1996, 2015 y 2018.

“Tengo muchas ganas de jugar contra Boca porque en los últimos años no paramos de ganarle. Pero primero tenemos que sellar esta serie con Cerro y después pensar en ellos”, dijo Alejandro a Efe.

La salida de los simpatizantes locales fue con pocos cánticos, pero en su totalidad dedicados al eterno rival y recordando la final en Madrid.

“El año pasado fue una tensión durante más de un mes. Esta vez podría repetirse y no creo que mi corazón esté preparado para algo así, pero tendré que buscar fuerzas para esperar otra serie ante Boca”, enfatizó de forma risueña Sebastián ante la consulta de Efe.

Si Boca supera su compromiso con Liga de Quito -se impuso por 0-3 en la ida como visitante- y River mantiene la ventaja ante Cerro Porteño, el primer partido se disputaría en el estadio Monumental entre el 1º y 3 de octubre, mientras que la revancha sería en La Bombonera entre el 22 y 24 del mismo mes.

“Tengo muchas ganas de jugar contra ellos porque con Gallardo no pueden y es claro que estamos en el mejor momento de la historia. Seguro que los hinchas de Boca sienten temor ante esta posibilidad”, dijo Alejandra ante la pregunta.

Argentina vive un año especial con elecciones generales pactadas para el domingo 27 de octubre en un país donde el fútbol es casi una religión y donde un Boca-River, River-Boca se vive de forma muy intensa.

La primera final única de la Copa Libertadores está pautada para el 23 de noviembre en el estadio Nacional de Santiago de Chile con cuatro equipos brasileños del otro lado del cuadro: Flamengo-Inter y Gremio-Palmeiras, mientras que los dos grandes argentinos sueñan con una final que repetiría la serie decisiva del año pasado.

EFE
Fernando Czyz

Deja un comentario

Cerrar menú