Lopetegui comienza a mostrar las cartas de su nuevo Real Madrid

Benzema y Gareth Bale disputan un balon en la practica en Miami. (Real Madrid)

Miami, 30 jul .- El Real Madrid jugará mañana en Miami su primer partido de pretemporada con el Manchester United por rival y en lo que será la primera oportunidad de comprobar qué quiere el nuevo técnico blanco, Julen Lopetegui.

Tras unos primeros días en la Ciudad Deportiva de Valdebebas, el Real Madrid viajó a Estados Unidos para disputar hasta el 8 de agosto la International Champions Cup.

La serie de amistosos de preparación incluirá un primer partido ante el Manchester United en Miami, luego viajará a Maryland para medirse con la Juventus el 5 de agosto y tres días después jugará con la Roma en Nueva Jersey.

El primer gran objetivo del equipo de Lopetegui será la Supercopa de Europa, que disputará el 15 de agosto ante el Atlético de Madrid en Tallín, la capital de Estonia.

Hasta ahora todo son más incógnitas que certezas alrededor del campeón de las tres últimas Champions tras las salidas de Zinedine Zidane y Cristiano Ronaldo, y más después de comprobar la pereza inicial con la que el club acudió al mercado de fichajes. Apenas presentó jóvenes promesas como Vinicius, Álvaro Odriozola y Andriy Lunin.

Sergio Ramos, Dani Carvajal, Marcelo, Carlos Casemiro, Mateo Kovacic y Luka Modric todavía no se incorporaron a los entrenamientos y otros muchos futbolistas importantes como Toni Kroos, Isco, Lucas Vázquez, Nacho Fernández o Marco Asensio apenas llevan unos días de preparación.

Ante esta perspectiva, y junto a las propuestas tácticas que comenzará a enseñar Lopetegui, existe un gran interés por ver el nuevo papel de Gareth Bale en el Real Madrid, quien estuvo en la pretemporada desde el primer día.

La salida de Cristiano Ronaldo y la momentánea parálisis en cuestión de fichajes sitúan al galés ante el escenario más deseado por un futbolista que al final de la pasada temporada reclamó un estatus superior al que entonces poseía bajo amenaza de marcha.

Paralelamente, está por ver si Karim Benzema reimpulsa su carrera en el Real Madrid y si Vinicius es a sus 18 años un futbolista de presente tras ser fichado como promesa de futuro.

Delante estará un Manchester United que comenzó a preparar la pretemporada con convulsiones. Su técnico, José Mourinho, pareció iniciar un pulso con sus dirigentes tras caer 4-1 ante el Liverpool. Se quejó de la calidad de su plantel, señaló a algunos de sus futbolistas y lamentó la ausencia de fichajes.

También lanzó un recado público al delantero Anthony Martial, quien abandonó la concentración por el nacimiento de su hijo: “Tuvo un bebé, que llegó con salud gracias a Dios. Debería estar aquí y no está”.

Otro mal partido del Manchester United, y ante un Real Madrid sin preparación ni recursos suficientes todavía, inflamarían una situación ya candente de por sí.

DPA

Deja una respuesta

Cerrar menú