Leylah Fernández: “Estaba convencida de que ponía ganar a Osaka”

 La adolescente canadiense, Leylah Fernández, derroto a Noemi Osaka en el Abierto de Estados Unidos. Twitter. Leylah Fernández.

Flushing Meadows (Nueva York, EE.UU.), 4 sep .- La adolescente canadiense, Leylah Fernández, de 18 años, 73 del mundo, que la pasada noche causó conmoción en el Abierto de Estados Unidos tras eliminar a la campeona defensora, la japonesa Noemi Osaka, tercera favorita, dijo que para ella no fue ninguna sorpresa conseguir la victoria, porque estaba convencida de lograrlo.

“Justo antes del partido estaba convencida que podía ganar a Osaka y así sucedió”, declaró Fernández tras remontar un set en contra y superar dos pelotas de partido en el segundo para concluir el encuentro con marcador de 5-7, 7-6(2) y 6-3 en dos horas y cuatro minutos, en la pista central Arthur Ashe Stadium.

La clave del triunfo estuvo para Fernández en que le encontró la fórmula de superar su saque y a partir de ese momento todo fue a su favor.

“Finalmente, encontré un patrón para su servicio”, declaró Fernández. “Confié en mi instinto y le pegué fuerte a la pelota, sin darle tiempo a que reaccionase”.

Y así comenzó la espiral descendente de Osaka. Se quedó atrás 5-0 en el desempate que siguió, fallando tiros y mostrando su frustración como lo ha hecho ocasionalmente en el pasado, esta vez rompiendo la raqueta tras golpearla contra el suelo de la pista.

La juez de silla Alison Hughes no sancionó a Osaka en ese momento, aunque más tarde se emitió una advertencia por golpear una pelota que mandó a las gradas.

“No estaba realmente concentrada en Naomi”, explicó Fernández. “Solo estaba concentrada en mí misma, en mi juego, en lo que tenía que hacer”.

Fernández, de padre ecuatoriano y madre filipino-canadiense ganó 18 de 19 puntos con el primer servicio y nunca se enfrentó a un punto de quiebre, en el tercer set.

“Desde muy joven, supe que podía vencer a cualquiera, a cualquiera que estuviera frente a mí”, declaró Fernández. “Incluso jugando diferentes deportes, siempre fui tan competitiva, diciendo que les voy a ganar, que voy a ganarle a mi papá en el fútbol aunque eso es imposible”, comentó Fernández. “Siempre he tenido esa creencia. Siempre he intentado usar eso en cada partido que disputó”.

Para Fernández lo vivido durante el partido que protagonizó y ganó frente a Osaka de alguna manera culminó su filosofía como deportista.

“Creo que hoy esa creencia se hizo realidad y me hace sentir muy feliz y orgullosa”, subrayó Fernández.

El estilo de Fernández recuerda a otra zurda, la veterana alemana Angelique Kerber, tres veces campeona de Grand Slam, decimosexta favorita, que ganó el Abierto de Estados Unidos de 2016.

Precisamente, Kerber, que ganó su partido de tercera ronda por 5-7, 6-2 y 6-3 a la estadounidense Sloane Stephens, también campeona del Abierto en el 2017, será su rival en la cuarta ronda, un día antes que cumpla sus 19 años.

“Voy a montar un espectáculo como lo hice esta noche”, adelantó Fernández, “y vamos a ver cómo van las cosas, pero buscaré que me sean otra vez favorables”.

EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba