Las dudas de Pekerman

Los jugadores de la selección colombiana de fútbol Abel Aguilar (i), Mario Yepes (2-i) y Fredy Guarín (d) participan en el tercer entrenamiento del seleccionado nacional. (EFE)
Los jugadores de la selección colombiana de fútbol Abel Aguilar (i), Mario Yepes (2-i) y Fredy Guarín (d) participan en el tercer entrenamiento del seleccionado nacional. (EFE)

Cotía (Sao Paulo, Brasil), 11 jun (EFE).- A falta de tres días para el retorno de Colombia al escenario Mundial, el responsable del combinado cafetero, el argentino José Pekerman, hace cábalas para implantar sobre el césped del estadio Mineirao de Belo Horizonte el once adecuado para salir airoso del duelo ante Grecia.

Las lesiones se han cebado con Colombia. Y el equipo sudamericano empieza a reconocer la importancia de unas ausencias que han quebrado la estabilidad de un once más que definido.

Especialmente las del central Luis Amaranto Perea y, más que ninguna otra, la de Radamel Falcao. Un hueco espiritual dada la condición de crack del atacante del Mónaco además del impacto que causa sobre el rival su presencia en el terreno de juego.

Pero si la ausencia de Falcao es dolorosa, más inconvenientes genera la del central del Cruz Azul mexicano. Colombia rebosa de talento en la línea atacante. No tanto en la zaga, donde las variantes son más por necesidad que por alternativa táctica.

Sobre el césped del Centro de Entrenamiento de Cotía Pekerman medita el once con el que intentar superar a Grecia.

El técnico argentino tiene que decidir quién será el compañero de Mario Alberto Yepes en el centro de la defensa. Quién suplirá a Perea. Carlos Valdés es una opción natural. Igual que la de Cristián Zapata. Aunque también puede optar por trasladar al lateral derecho a Santiago Arias para incluir junto a Yepes a Camilo Zúñiga. Aunque esto arrastraría a la mitad de la defensa cafetera.

La otra incógnita está en la punta del ataque. Sin Falcao pierde precisión el cuadro colombiano. Pero cualquier selección acusaría una ausencia como la de Radamel.

Con Teófilo Gutiérrez considerado fijo, el atacante del Sevilla Carlos Bacca, el punta del Oporto Jackson Martínez y el delantero del Hertha Berlín Adrián Ramos pueden tener su ocasión. Una terna de la que sólo saldrá uno.

Pekerman disipa sus dudas mientras en la concentración del búnker de Cotía llegó el apoyo de las FARC. En la delegación cafetera se recibió con sorpresa el ánimo de la guerrilla para desear “éxito y gloria” en el Mundial de Brasil que comienza mañana.

Fue más que comentado entre jugadores y técnicos y también directivos la misiva de la delegación de paz de las FARC que negocia en La Habana.

“Estamos a pocos días del primer partido ante Grecia (sábado) que el equipo nacional realizará en el marco del Mundial 2014, y sabemos que la expectativa y los buenos deseos del país son un todo que se convierte en inspiración”, apunta el comunicado de la guerrilla, que quiso “expresar el reconocimiento, nuestra voz de aliento y deseos de éxito y gloria en la gramilla brasilera”.

Las FARC que llevan a cabo diálogos de paz con el Gobierno colombiano para intentar acabar el conflicto armado de más de medio siglo.

La delegación de la guerrilla expresa que “desafortunadamente”, “el fútbol y la patria están siempre atados y con frecuencia los políticos y los dictadores especulan con esos vínculos de identidad”.

Reconocen las FARC, que tuvieron particulares palabras de apoyo para el capitán Mario Yepes y un recuerdo para los lesionados, que tienen el sueño de que el fútbol pueda brindarles en esta época a los colombianos un momento de regocijo o de entretenimiento “que atempere las conciencias y coadyuve a encontrar de mejor manera la senda de la reconciliación”.

Deja un comentario

Cerrar menú