Las claves de la goleada del Real Madrid al Alavés

Madrid, 25 feb .- Estas fueron las claves del triunfo del Real Madrid ante el Alavés en el Santiago Bernabéu (4-0), en la vigésima quinta jornada de LaLiga Santander.

1. La BBC en su esplendor casi dos años después.

Desde el 16 de abril de 2016 no marcaban en un mismo partido Gareth Bale, Karim Benzema y Cristiano Ronaldo. Tras perder la BBC su condición de intocable, con más dudas que nunca sobre las figuras de Bale y Benzema, ambos firmaron un partido que les devuelve crédito ante el madridismo. Solo tres titularidades compartidas durante el presente curso, la baja de Marco Asensio impulsó a Zinedine Zidane a darles una nueva oportunidad y el resultado aumenta sus problemas de cara al once que alinear en la decisiva cita de París. Con Marco Asensio y Lucas Vázquez como principales referentes de una reacción que por primera vez en la temporada da al Real Madrid cinco victorias consecutivas, le esperan al técnico francés difíciles decisiones que tomar.

2. Portería a cero ocho partidos después.

Al fin el Real Madrid selló su portería gracias a un Keylor Navas acertado en momentos importantes, con una mano salvadora con el partido empatado sin goles en la recta final del primer acto y siempre firme en cada intento del Alavés. Los errores defensivos no desaparecieron pero en esta ocasión no pasaron la factura del gol en contra y ocho partidos después los de Zinedine Zidane acabaron un encuentro sin encajar y sin tener que remontar, como le ha pasado en las últimas jornadas. Fue el octavo partido del portero costarricense de la temporada en la que no encajó gol en 28 encuentros oficiales, la primera vez que lo consigue en 2018.

3. Bale al fin en la izquierda en movimiento táctico de Zidane.

Quería verle en su zona natural, reconoció Zidane, que ha tardado en dar el paso de ejercer su cargo en una decisión que debe aceptar el galés, quien prefería jugar en la derecha o con libertad de movimiento. Andaba Bale perdido en los últimos partidos de segundo punta y la variación del sistema de Zidane, que ya renuncia hasta con la BBC al 1-4-3-3 comenzando a hacer intocable el 1-4-4-2, tan solo dejaba la opción de jugar en banda izquierda a Bale. Desde ahí su juego fluye con naturalidad y explota mejor sus virtudes. Carrera veloz, zancada larga, buenos centros y gol. Con espacios apareció la versión de Gareth que exige la afición madridista.

4. La enésima resurrección de Benzema.

Nunca un 9 del Real Madrid tuvo menos gol y eso, tantos años después, ya no lo va a perdonar el Bernabéu, pero Benzema dejó una exhibición de sus virtudes desplegando un fútbol de altos quilates. Dejó muestras de alta calidad técnica en cada balón que recibió para asociarse con todos sus compañeros, dando movilidad al ataque blanco y vértigo. Asistió de tacón a Cristiano para abrir el partido y en carrera elegante a Bale para sentenciarlo. Gafado en el remate perdonó una ocasión que ningún matador perdonaría y cuando marcó en posición legal el colegiado se lo anuló. Su actuación merecía el premio del gol y Ronaldo no dudó en tener el detalle de dejarle lanzar el penalti final. Solo le habría faltado fallarlo al francés.

5. La pegada de vuelta con Cristiano de referente.

Alejar a Cristiano Ronaldo de la banda para ubicarle en la zona del 9 donde explotar sus virtudes en el remate ha sido la clave para el regreso de la mejor pegada del Real Madrid. Diez tantos en las seis últimas jornadas de Liga en las que participó, con tres dobletes y un triplete, devuelven a escena la mejor versión del portugués en un momento decisivo de la temporada. Doce goles en 2018. En las primeras 18 jornadas ligueras el Real Madrid había marcado 32 tantos. Solo en sus siete últimos partidos en la competición firma 30. Un dato que habla por sí solo de la velocidad de crucero que adquiere en ataque el conjunto madridista tras encontrar soluciones a su irregularidad.

EFE/Roberto Morales

Deja un comentario

Cerrar menú