Lágrimas, “show” y el primer gol: Neymar se estrena en Rusia

Neymar llora al final del encuentro con Costa Rica. (REUTERS)

Sochi/San Petersburgo, 22 jun – La pelota se fue al fondo del arco vacío y Neymar se echó a llorar poco después sobre el césped, cuando el árbitro ya había pitado el final del partido. El gran astro brasileño estrenó hoy su cuenta goleadora en el Mundial tras ofrecer un curioso show ante Costa Rica, cuando parecía que su segundo partido en Rusia 2018 iba a acabar con un nuevo fiasco.

Neymar no fue el héroe de la noche en San Petersburgo y poco antes del final pudo haberse convertido incluso en el villano de los “ticos”, tras fingir una falta en el área. Sólo el VAR impidió que el árbitro cobrase una falta que había pitado inicialmente.

Fue la acción más memorable de Neymar, que hasta entonces había desperdiciado varias ocasiones de gol, al igual que todo el ataque “canarinho”. El hombre decisivo en el 2-0 de Brasil fue Philippe Coutinho, que, con su segundo gol en el torneo, allanó el camino a un triunfo que se le escurría de la manos a los sudamericanos.

Los focos, sin embargo, se centraron otra vez en Neymar, el crack de 26 años sobre el que están depositadas las mayores esperanzas de Brasil de ganar el ansiado “hexa” en Moscú. El delantero no estuvo acertado en la San Petersburgo Arena. Ansioso e irritado, falló un tiro a portería cuando el marcador estaba aún en 0-0 y llamó la atención también con fintas y alguna bicicleta irrelevante.

Recién recuperado de una lesión en el pie y objeto de especulaciones en los días previos por un golpe que se llevó en el tobillo en el debut brasileño ante Suiza, “Ney” estaba bajo la presión de demostrar por fin su valía en Rusia 2018.

El llanto desconsolado del futbolista, un jugador amante de los simbolismos tanto dentro como fuera de la cancha, querían decir eso: he llegado, pese a todas las adversidades.

“No todos saben lo que pasé para llegar hasta aquí. Hablar pueden hasta los papagayos, pero hacer… ¡pocos hacen!”, escribió Neymar en Instagram tras el partido. “El llanto es de alegría, de superación, de garra y de ganas de vencer”, agregó. “En mi vida las cosas nunca fueron fáciles, ¡ahora tampoco lo serán!”

Neymar fue operado a comienzos de marzo tras sufrir una fisura en el pie derecho en un partido de Liga con el Paris Saint-Germain, una lesión que tuvo en vilo durante varios días su participación en Rusia 2018.

Esta semana, la estrella “canarinha” volvió a disparar las alarmas al interrumpir los entrenamientos del equipo en Sochi por dolores en un tobillo debido a las patadas que recibió ante Suiza. No era tan grave, como quedó claro hoy. Quizá era sólo parte de la dramaturgia que suele acompañar a Neymar.

El gol del delantero fue el primero en un Mundial desde la fase de grupos de Brasil 2014, un torneo que acabó para el astro “canarinho” también de forma dramática, después de que sufriera la fractura de una vértebra en el 2-0 sobre Colombia en los cuartos de final.

Con su gol ante Costa Rica hoy en el descuento y sus lágrimas en la cancha, Neymar avisó que ya está por fin en Rusia 2018. Ahora sólo le queda brillar de verdad con la selección de Tite.

DPA/Isaac Risco

Deja un comentario

Cerrar menú