La revancha contra Cristiano y la alerta del Leverkusen

El técnico argentino del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, durante el encuentro de la segunda jornada de LaLiga Santander contra el Leganés. EFE /Archivo Rodrigo Jiménez

Majadahonda (Madrid), 29 ago .- El Atlético de Madrid reiniciará su mayor ambición, la Liga de Campeones, aún más desde las finales perdidas en 2014 y 2016, dentro del grupo D, con la gigantesca revancha frente al Juventus y Cristiano Ronaldo, la exigencia del Bayer Leverkusen y el reencuentro con el Lokomotiv.

‘CR7’ rememora la frustración para el equipo rojiblanco. En casi cada momento que ha sido apartado de esa competición durante la era Simeone, en las dos finales de 2014 y 2016, en los cuartos de final de 2015 y 2018 y en las semifinales de 2017, él fue un protagonista indispensable e incontestable para las eliminaciones del Atlético.

Esa serie de duelos incluyen dos ‘tripletes’ del astro portugués, además del penalti decisivo de la final de la Liga de Campeones de 2016 en San Siro, cuando el Atlético rozó de nuevo, como en 2014 y en 1974, un título que persigue año tras año… Aún sin éxito.

Frustrado el último abordaje a ese preciado trofeo en el estadio Wanda Metropolitano, apartado de la competición de la pasada campaña en los octavos de final por la Juventus de Cristiano, que redujo a la nada al bloque de Simeone en el encuentro de vuelta en Turín, el Atlético insiste en su gran anhelo. En el objetivo de los objetivos.

Es el título que le falta al técnico más ganador de la historia rojiblanca, al club y al equipo, rearmado con más de 250 millones de euros de inversión en fichajes, con Joao Félix al frente, y con la continuidad de Jan Oblak, Diego Costa, Álvaro Morata, Saúl Ñíguez, Koke Resurrección…

Sólo Koke, Diego Costa y José María Giménez permanecen ya de la final de Lisboa, en 2014, con aquel desenlace tan cruel en una prórroga que devoró a un Atlético exhausto, después del 1-1 de Sergio Ramos en el minuto 93; siete jugadores, incluidos Koke y Giménez, además de Oblak, Savic, Saúl, Thomas y Correa, sufrieron los penaltis que apartaron al equipo del único título que le falta en 2016 en San Siro, en Milán, de nuevo frente al Real Madrid.

Ahora, otra vez, el Atlético parte indudablemente entre los candidatos a lo máximo. No hay matices ya para él, por mucho que hayan salido este verano Antoine Griezmann, Lucas Hernández, Rodrigo Hernández, Diego Godín, Juanfran Torres o Filipe Luis, pero, ni aun así, es el favorito de grupo, porque ahí se cruza con el Juventus.

De nuevo, Cristiano Ronaldo, una pesadilla para el Atlético de Simeone. Pero el equipo italiano no es sólo él. Es una colección de estrellas, de futbolistas de tanta jerarquía como talento, que el pasado marzo devoraron a los rojiblancos con una rotundidad increíble. El peor partido que se le recuerda al equipo rojiblanco, minimizado como muy pocos han logrado hacerlo al bloque madrileño.

Del 2-0 del Wanda Metropolitano se pasó al demoledor 3-0 en Turín, que marcó la temporada del Atlético, que asumió este jueves el nuevo duelo contra ese adversario mientras entrenaba en la Ciudad Deportiva de Majadahonda y que se reencontrará con un equipo imponente, que este curso estrena entrenador: Maurizio Sarri.

Y que a su formidable potencial ha añadido aún más este verano: Adrien Rabiot (París Saint Germain), Aaron Ramsey (Arsenal), Matthijs de Ligt (Ajax), Merih Demiral (Sassuolo), Danilo (Manchester City)… Además del regreso de una leyenda bajo los palos: Gianluigi Buffon (Paris). Ha salido Joao Canelo (City).

Ahí siguen Giorgio Chiellini, Leonardo Bonucci, Miralem Pjanic, Blaise Matuidi, Emre Can, Federico Bernadeschi, Douglas Costa o Mario Mandzukic, aparte de la vuelta de Gonzalo Higuaín; un equipo y una plantilla descomunales a las que desafía el Atlético, que ya ha demostrado que puede vencerle. Lo hizo hace un año en casa: 2-0.

El Bayer Leverkusen, a la vez, eleva la complejidad del grupo. Con él se reencuentra por tercera vez en la era Simeone, pero ahora en la fase de grupos, lejos aún de los octavos de final en los que el Atlético le eliminó en dos ocasiones: en 2014-15 en los penaltis, tras sendos 1-0; en 2016-17, de forma incontestable por un 2-4.

El internacional alemán Kai Havertz tenía entonces 17 años. No viajó a Madrid para el encuentro de vuelta de los octavos de final porque tenía el compromiso ineludible del examen de acceso a la universidad. Hoy es un futbolista de presente y de futuro en su equipo, mientras acumula minutos en la selección, con tres choques.

El veloz Karim Bellarabi, los centrocampistas Charles Aranguiz y Lars Bender o los defensas Jonathan Tah, Aleksandar Dragovic o Wendell también sufrieron la superioridad del Atlético en su eliminatoria de la Liga de Campeones de 2016-17, cuando el conjunto rojiblanco goleó fuera (2-4) y no arriesgo nada en casa, con un 0-0.

Ganador de sus dos compromisos iniciales en la Bundesliga, los dos con tres goles a favor (1-3 al Dusseldorf y 3-2 al Paderborn) forma parte del quinteto de cabeza en dos jornadas del torneo, junto al Borussia Dortmund, al Friburgo, al Wolfsburgo y al Leipzig.

El tercer rival, también por nivel, es el Lokomotiv de Moscú. “Ver a Agüero es como visitar el Museo del Prado”, decía Anatoli Byshovets, el entrenador entonces del equipo ruso, cuando ambos clubes se enfrentaron en la Liga Europa en octubre de 2007, con un 3-3 en el marcador, cuando ambos conjuntos estaban muchísimo más cerca de la distancia enorme que les separa en la actualidad.

Hay un ejemplo incontestable: la eliminatoria de los octavos de final de hace dos cursos de la Liga Europa, cuando el Atlético de proclamó campeón. No hubo ni la más mínima opción para la sorpresa, porque el conjunto rojiblanco le goleó en el Wanda Metropolitano (3-0) y aún mas en la vuelta en Moscú, con un arrollador 1-5.

El sorteo, ahora en la Liga de Campeones, los empareja de nuevo, con el Lokomotiv más reforzado, por hombres como Krychowiak u Howedes. El peruano Jefferson Farfán sigue de baja, por el desprendimiento del cartílago de su rodilla izquierda sufrida en la Copa América y que le mantendrá de baja al menos hasta enero. Es tercero en su Liga, con tres victorias, dos empates y una derrota.

EFE
Iñaki Dufour

Deja un comentario

Cerrar menú