Hace 44 años Perú conquistó la Copa América en Caracas

La imagen registra a varios jugadores de la selección peruana. Raúl Parraga, Otorino Sartor, Alfredo Quezada, Jose Navarro “Navarrito”, Geronimo Barbadillo y Panadero Diaz. El peruano

Lima, oct. 28.- Hoy lunes 28 de octubre se cumplen 44 años del segundo título de la selección peruana de fútbol en la historia de la Copa América, llamada, años atrás, Campeonato Sudamericano de Selecciones. Ese triunfo fue y seguirá siendo, uno de los galardones de mayor impacto en el emotivo corazón del pueblo nacional.

¿Cuál fue el primero?

Perú logró su primer trofeo de la Copa América el 12 de febrero de 1939. El torneo se jugó en suelo limeño y participaron solo 5 selecciones (Uruguay, Paraguay, Chile, Ecuador y Perú). Se desarrolló en un formato de todos contra todos y la blanquirroja se llevó el título, tras ganar sus cuatro partidos, con un saldo de 13 goles a favor y 4 en contra. El goleador de aquella edición sería nada menos que Teodoro “Lolo” Fernández con 7 tantos.

Quizá, el mismo número de veces que Hugo “El Cholo” Sotil, 36 años después, le solicitó a la directiva de su equipo, el poderoso Barcelona de España, que por aquel entonces tenía entre sus filas a figuras mundiales de la talla del holandés Johan Cruyff, para viajar a Venezuela para disputar la final de la Copa América 1975 en el Estadio Olímpico de Caracas ante más de 30 mil aficionados.

La previa

Preliminarmente, Perú visitó el estadio El Campín de Bogotá, el 16 de octubre de 1975, para disputar el choque de ida ante una selección colombiana, liderada por su gran figura Willington Ortiz y dirigida por el exportero cafetero Efraín Sánchez, pero el resultado no fue el esperado. El equipo incaico dirigido por “El chueco” Marcos Calderón- muerto en la tragedia del Focker en 1987- cayó por 1 a 0 con anotación de Ponciano Castro, quien superó la valla del golero Ottorino Sartor con un potente disparo de zurda desde 25 metros.

Para el partido de vuelta en Lima, realizado el miércoles 22 de octubre en el estadio Nacional, seis días después de la caída incaica en Bogotá, nada pudo impedir la victoria bicolor por 2 a 0 con tantos de Juan Carlos Oblitas y Oswaldo Ramírez.

Marcos Calderon Besa La Copa America. El peruano

La inauguración del tanteador nació desde la banda izquierda, donde Juan Carlos Oblitas marcó en el minuto 18 tras un centro pasado de Percy Rojas desde la derecha que buscó a Oswaldo Ramírez, pero se fue de largo, y fue aprovechado por el “Ciego”, quien entró libre por su zona.

Oblitas volvió a aparecer en el minuto 44, instante en el que Diego Umaña soltó la marca por su sector, para sacar un pase que fue al espacio de “Cachito”. El artillero nacional se anticipó a la zaga colombiana y apareció por el medio del área para conectar de cabeza, superar a Pedro Zape y sellar el 2-0.

El marcador forzó a un tercer y último partido definitorio en la capital llanera, conocida como “La Cuna del Libertador”, para determinar al próximo vencedor de la trigésima edición del torneo de fútbol más antiguo del mundo a nivel de selecciones.

Tope final

Este épico encuentro gozó en la previa de un cúmulo de componentes emocionales, entre ellos, el arribo de Sotil a Venezuela, sede neutral, tras marcharse de la concentración culé en una exhibición de amor por su nación. Otro ingrediente fue que este juego estaba previsto para realizarse el 27 de octubre, pero la logística lo atrasó un día. Esta variación fue clave para que “El Cholo”, oriundo de Ica, sea autorizado para, al fin, vestir la camiseta bicolor.

Lo que vino después fue de película. El estado del campo, visiblemente afectado por una fuerte lluvia que dejó charcos y desniveles, no permitió aquella noche que Perú pudiese mostrar lo mejor de su repertorio, sin embargo, Héctor Chumpitaz, Teófilo Cubillas, Percy Rojas, Juan Carlos Oblitas, Hugo Sotil, entre otros, se la ingeniaron para sacar adelante el partido.

Sotil, fuerte como él solo, de magnífico regate, manejo de ambos perfiles, pícaro, y rápido de mente para definir, anotó el único gol del cotejo, tras dos malos rechazos de la zaga colombiana, y el que a la postre le dio el título al Perú, con sufrimiento incluido tras el penal errado por Cubillas ante Zape. Aquel dramático desenlace paralizó al país.

El plantel preparaba su equipaje para el colosal festejo que les aguardaba en Perú, que por esos días se había iniciado la segunda fase del gobierno militar de Francisco Morales Bermúdez, los limeños acompañaban la procesión del Señor de los Milagros, y se alistaban los festejos por el Día de la Canción Criolla. Todos menos Sotil Yerén, quien estuvo siempre acompañado de Manuel González, directivo catalán, quien lo regresó a España inmediatamente.

“Mira mamita, te dedico un gol para ti y mi querido Perú. Chau mamita, será hasta vernos pronto”. La señora Nora, madre de Sotil, ya intuía que su hijo sería el protagonista de esa noche.

Fuente: ANDINA

Deja un comentario

Cerrar menú