Formulan cargos a Federación Colombiana de Fútbol por venta ficticia

Luis Bedoya. (Foto: Publimetro)

Bogotá, 30 jul .- La Superintendencia de Industria y Comercio formuló hoy pliego de cargos en contra de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) y de dos empresas dedicadas a la venta de entradas para los partidos, por haber supuestamente desviado para la reventa tickets de encuentros preparatorios de cara al Mundial de Rusia 2018.

La Superintendencia indicó que se abrió una investigación al presidente de la FCF, Ramón Jerurúm, y a su antecesor, Luis Bedoya, así como a miembros del comité ejecutivo, como Álvaro González, Jorge Perdomo, Alejandro Hernández, Claudio Cogollo y Elkin Arce. Asimismo, se investiga al director jurídico, Andrés Tamayo, y al ex director general Rodrigo Cobo.

La investigación de diez meses indicó que los altos directivos y algunos empleados de las empresas y la FCF conspiraron para “desviar masivamente las boletas (entradas) con fines de reventa para los partidos de la selección de Colombia en su condición de local en la ciudad de Barranquilla en el marco de la eliminatoria al Mundial Rusia 2018”.

“El desvío masivo de boletería y su posterior reventa solo fue posible gracias a comportamientos atribuidos a la Federación Colombiana de Fútbol(…) Hubo deliberadas acciones y deliberadas omisiones de la Federación y de sus directivos”, indicó en rueda de prensa el superintendente, Pablo Felipe Robledo, quien explicó que una de las empresas de venta de entradas aportó pruebas voluntariamente, en las que salpicó a la FCF.

“TicketShop ha aportado voluntariamente pruebas, contratos, documentos, correos electrónicos, mensajes de Whatsapp, informes de liquidación parcial de las actividades”, señaló Robledo.

Con todas estas evidencias, la Superintendencia estableció que “la conducta investigada se desarrolló por fases sucesivas en el tiempo, en las que cada uno de los investigados jugó un rol específico para contribuir al resultado”.

De igual forma, Robledo aseguró que las evidencias indican que los directivos de la FCF autorizaron el desvío y estaban informados de la forma de operar de las empresa de venta de entradas.

En sus indagaciones, la Superintendencia encontró dos faltas: la primera, que el proceso de adjudicación del contrato a TicketShop para la venta de las entradas tuvo vicios; y la segunda, que en ocho partidos de la fase de eliminación previa al Mundial se desviaron boletos para, luego, ser revendidos a un valor mayor.

“La Superintendencia pudo establecer que TicketShop desvió más de 42.000 boletas con fines de reventa que fueron entregadas para tal propósito al autodenominado Grupo Socios Ticket Ya”, indicó Robledo.

Una vez cerrada la venta oficial, el Grupo Socios Ticket Ya ofrecía las entradas por precios que superaban hasta el 350 por ciento su valor real.

DPA

Deja un comentario

Cerrar menú