F1: Hamilton apunta al récord del ‘Kaiser’; Verstappen y Leclerc, al de juventud

El inglés Lewis Hamilton. EFE/EPA/CLEMENS BILAN/Archivo

Madrid, 11 mar .- El inglés Lewis Hamilton (Mercedes) apunta este año al récord del alemán Michael Schumacher, único séptuple campeón del mundo de Fórmula Uno, cuyo certamen arranca este fin de semana con el Gran Premio de Australia y en el que el holandés Max Verstappen (Red Bull) y el monegasco Charles Leclerc (Ferrari) aspiran a convertirse en el campeón mas joven de la historia.

Hamilton, de 35 años, que la pasada temporada superó al argentino Juan Manuel Fangio al ganar su sexto Mundial, no solo tiene a tiro igualar la plusmarca de títulos del ‘Kaiser’ -convaleciente aún del grave accidente de esquí que sufrió en Meribel (Alpes franceses) a finales de 2013-, sino también la de victorias (91) del alemán, que empataría con siete triunfos y superaría si logra al menos ocho.

Algo que parece factible si Mercedes, que el año pasado festejó su sexto título seguido de constructores -el sexto ‘doblete’ seguido (piloto y marca), gracias al subcampeonato del finlandés Valtteri Bottas-, mantiene su hegemonía en la categoría reina. Hamilton ya superó hace dos años el récord de ‘poles’ de Schumacher, elevándolo a 88; ganó once carreras los pasados dos años; y nueve hace tres.

Como principales opositores a las intenciones de Hamilton emergen Verstappen y Leclerc -máximos representantes de la ‘Next Gen’- que, de lograrlo, batirían la plusmarca del alemán Sebastian Vettel, compañero del segundo en Ferrari y que ganó el primero de sus cuatro Mundiales seguidos (con Red Bull) a los 23 años. Esa edad la cumplirán el holandés y el monegasco durante el campeonato. Con la diferencia de que ‘Seb’ nació en julio; Max, en septiembre; y Charles, en octubre.

Verstappen acabó tercero el pasado Mundial, por detrás de los dos Mercedes, con tres victorias que elevaron a ocho una relación que inició hace cuatro años; cuando, con 18, se proclamó en el ganador más joven de la historia al ganar el Gran Premio de España.

En su segundo año en F1, Leclerc ganó dos carreras, logró siete ‘poles’ y acabó cuarto el certamen, por delante de su compañero Vettel, con el que tuvo no pocas tiranteces internas, discutiéndole su liderato en la escudería más laureada de la historia.

En los test de pretemporada -reducidos de ocho a seis jornadas, todas ellas en el circuito de Montmeló (Barcelona), que el 10 de mayo albergará el Gran Premio de España-, Mercedes sorprendió con una innovación, el DAS (siglas en inglés de ‘dual-axis steering’: dirección de doble eje). Un sistema que permite al piloto cambiar, alterando la posición del volante, el ángulo de inclinación de las ruedas y, de esta forma, conseguir un mayor control sobre el comportamiento del monoplaza en cada zona del circuito.

El DAS no estará permitido a partir de 2021, cuando el reglamento de la Fórmula Uno quede reformado de forma drástica, pero el sistema podría suponer una ayuda más al ya de por sí tiránico dominio de la escudería alemana.

Sobre el papel, tanto Ferrari como Red Bull parecen ser las únicas alternativas a Mercedes, que lideró la mitad de las tablas de tiempos en los ensayos de Barcelona: dos gracias a Bottas; y otra, merced a Hamilton.

Vettel fue el más rápido en una ocasión; y el Alfa Romeo, dos: una vez gracias al finlandés Kimi Raikkonen y otra con el polaco Robert Kubica -ahora probador de esta escudería- al volante.

El Mundial de F1 -previsto inicialmente a 22 carreras, entre ellas el Gran Premio de México, el próximo 1 de noviembre, en el Autódromo Hermanos Rodríguez de Ciudad de México- no es ajeno a los contratiempos que provoca el coronavirus. De momento, el Gran Premio de China ha quedado aplazado ‘sine die’ y el de Bahrein -el segundo del calendario, dentro de dos fines de semana, en el circuito de Sakhir, en las afueras de la capital, Manama- se disputará a puerta cerrada.

Este fin de semana, como viene siendo habitual durante los últimos años, el certamen arrancará con el Gran Premio de Australia, que se disputará en el circuito semi-urbano de Albert Park, en Melbourne. Al menos tres trabajadores de dos escuderías están en cuarentena, en espera de los resultados de las pruebas que les han efectuado, al ser sospechosos de tener dicha enfermedad.

En Albert Park, de 5.303 metros, arrancarán este viernes los entrenamientos libres, que se completarán el sábado antes de la calificación que ordenará la parrilla de salida de la carrera dominical, prevista a 58 vueltas, para completar un recorrido de 307 kilómetros y medio.

En Melbourne arrancará su sexta temporada en la categoría reina el español Carlos Sainz, de 25 años. El talentoso piloto madrileño firmó el curso pasado, con McLaren, la mejor de sus cinco campañas, al acabar sexto un Mundial en el que logró su primer podio, al ser tercero en el Gran Premio de Brasil, en Interlagos (Sao Paulo).

Sainz apuntará alto en un Mundial del que espera mucho el mexicano Sergio Pérez (Racing Point), de 30, según explicó a Efe en Abu Dabi -sede de la última carrera del año pasado- el bravo piloto tapatío; que empieza en Australia su décima temporada en F1, la séptima en su actual escudería, que a mediados de 2018 cambió su nombre de Force India al actual.

EFE
Adrián Rodríguez Huber

Deja una respuesta

Cerrar menú