El Real Madrid inicia la era Lopetegui y post-Cristiano

Garet Bale paso los exámenes médicos. (Real Madrid)

Madrid, 16 jul .- El Real Madrid inició hoy la pretemporada y con ello dio comienzo a una era con dos vertientes diferentes y llenas de incógnitas: cómo será el equipo de Julen Lopetegui y cómo responderá sin Cristiano Ronaldo.

Pocos clubes vivieron en menos de dos meses movimientos sísmicos de mayor magnitud que el Real Madrid, que el 31 de mayo asistió a la inesperada dimisión del técnico francés Zinedine Zidane y el pasado martes despidió a su último gran mito, Cristiano Ronaldo, deseoso de iniciar una nueva etapa en la Juventus a sus 33 años.

En medio quedó otra decisión no menos polémica, como fue la contratación de Julen Lopetegui como sustituto de Zidane. Lo hizo oficial dos días antes de que la selección española debutara en el Mundial, lo que propició el despido del ex seleccionador. El nuevo presidente de la federación española, Luis Rubiales, lo acusó de poco menos que traición.

Estos precedentes no hicieron otra cosa que elevar el nivel de exigencia sobre un Lopetegui que firmó por tres temporadas y seis millones de euros anuales (7 millones de dólares), casi el triple de lo que ganaba en la selección.

El nuevo entrenador del Real Madrid asume el mando de un equipo que ganó tres Ligas de Campeones consecutivas y cuatro de las últimas cinco disputadas. Pero las salidas de Zidane y Cristiano Ronaldo le obligan a reinventarse. A día de hoy, la cuestión más inmediata es saber con qué.

De los 14 jugadores que pasaron hoy las pruebas médicas, y a falta de la sucesiva incorporación de los internacionales mundialistas, llamaron la atención tres nombres: Gareth Bale, Karim Benzema y Vinicius.

El galés fue el inesperado héroe de la última final de la Liga de Campeones y sugirió su deseo de marcharse ante el poco protagonismo que le dio Zidane, pero la marcha del francés abrió un nuevo horizonte para él. Un reto para un jugador que pidió ser estrella y, al tiempo, una necesidad para su club.

La salida de Cristiano Ronaldo dejó a Benzema como único delantero puro. Se trata de un futbolista que fue muy discutido la pasada temporada, aunque el Real Madrid ni se cuestiona venderlo.

Mientras, Vinicius aterriza a sus 18 años en el Real Madrid después de que el club pagara 45 millones de euros hace un año. Un precio de jugador de alto nivel para quien de momento es sólo una promesa. Dicen que es el nuevo Neymar; al menos es lo que desea el club blanco. La pretemporada le propone un escaparate para él y un ojo escrutador para la crítica.

Tras unos primeros días en Valdebebas, el conjunto blanco se marchará a Estados Unidos, donde estará entre el 31 de julio y el 8 de agosto para disputar la International Champions Cup.

La serie de amistosos de preparación incluirá un primer partido ante el Manchester United el 1 de agosto en Miami. Luego viajará a Maryland para medirse con la Juventus el 5 de agosto y tres días después jugará con la Roma en New Jersey.

El primer gran objetivo del equipo de Lopetegui será la Supercopa de Europa, que disputará el 15 de agosto ante el Atlético de Madrid en Tallín, la capital de Estonia.

Para entonces, el Real Madrid deberá haber mostrado cuál es su reacción a la marcha de Cristiano Ronaldo, el jugador que cada año le garantizaba una media de un gol por partido.

Tras renunciar públicamente a los fichajes de Neymar y Kylian Mbappé, su deseo es incorporar a un delantero de primer nivel y la prensa especula con las posibilidades del inglés Harry Kane, un “nueve” puro pero carísimo, o el belga Eden Hazard, que es más bien un mediapunta y cuyo valor subió tras su buen Mundial.

Lo curioso es que antes podría confirmarse la contratación de un futbolista que en sí no necesita urgentemente, pero que puede obtener a muy buen precio. Se trata del arquero belga Thibout Courtois, una de las figuras del Mundial, quien llegaría para unirse al lateral diestro Álvaro Odriozola, ya fichado.

Llegan días de enorme sudor en los campos de entrenamiento, como corresponde a una pretemporada, y también en los despachos, con muchas decisiones por tomar. Especialmente ver cómo el Real Madrid decide “tapar” la ausencia de Cristiano Ronaldo y los goles que el portugués se llevó a Turín.

DPA

Deja un comentario

Cerrar menú