El portero Fernando Prass se despide del Palmeiras brasileño tras siete años

En la imagen, el portero Fernando Prass del Palmeiras. EFE/Andrés Cristaldo/Archivo

Río de Janeiro, 7 dic .- Fernando Prass, de 41 años y uno de los más longevos porteros en un club en el fútbol brasileño, anunció este sábado su salida del Palmeiras, con el que conquistó 4 títulos y disputó 274 partidos, tras 7 años de contrato.

Prass, que fue titular indiscutible del Palmeiras entre 2013 y 2017, anunció en las redes sociales que había llegado el fin de su largo ciclo en el conjunto verde de la ciudad de Sao Paulo, que no le renovó el contrato que vence el 31 de diciembre.

“No fue de la manera como lo planeé, pero hoy termina mi ciclo en el Palmeiras. Gracias al Palmeiras y a su afición por el cariño”, dijo en un mensaje en su cuenta en Twitter el portero, que había manifestado su intención de continuar en el club en 2020 y que por ahora descarta ponerle fin a su carrera.

El portero fue contratado por el Palmeiras a finales de 2012 como el sustituto del legendario Marcos, campeón mundial con Brasil en 2002 y actual entrenador de porteros de la selección brasileña.

Marcos, que fue portero del Palmeiras entre 1992 y 2012 y el único jugador con más tiempo en el club que Prass en las últimas décadas, fue uno de los primeros en responder el Twitter del guardameta y en agradecerle los servicios prestados al club paulista.

Como jugador del Palmeiras, Prass conquistó cuatro títulos: los del Campeonato Brasileño en 2016 y 2018, el de la Copa do Brasil en 2015 y el del Campeonato Brasileño de segunda división en 2013.

Pese a que en los últimos meses tuvo que disputar la titularidad con Jailson y Weverton y contó con pocos minutos de juego, Prass fue el responsable por atajarle este año un penalti al Junior colombiano en partido de la Copa Libertadores.

El portero, con 21 años de carrera profesional, pasó por clubes como Gremio, Coritiba y Vasco da Gama antes de llegar al Palmeiras.

En 2016 fue convocado para la selección brasileña que disputó -y ganó- los Juegos Olímpicos de ese año en Río de Janeiro, pero tuvo que ser excluido de la lista a última hora por una lesión en el codo derecho.

EFE

Deja un comentario

Cerrar menú