El peruano Guerrero vence al boliviano Martins en el regreso de ambos al Maracaná

El jugador de Perú Paolo Guerrero sale del campo durante el partido Bolivia-Perú del Grupo A de la Copa América de Fútbol 2019, en el Estadio Maracanã de Río de Janeiro,Brasil, hoy 18 de junio de 2019. EFE

Río de Janeiro, 18 jun .- El atacante peruano Paolo Guerrero salió vencedor en su duelo particular con el boliviano Marcelo Martins Moreno en el regreso de ambos al Maracaná, el legendario estadio de Río de Janeiro que conocen muy bien y en el que Perú se impuso este martes por 3-1 a Bolivia en partido por la Copa América.

Guerrero y Martins, que anotaron un gol cada uno y se erigieron como máximos protagonistas en el duelo de este martes, fueron ídolos en el Maracaná como delanteros en diferentes épocas del Flamengo, el club más popular de Brasil y que considera como suyo el famoso estadio carioca.

Además del gol con que consiguió empatar el partido en el primer tiempo, Guerrero, elegido el mejor jugador del partido, fue autor del milimétrico pase que permitió a Farfán anotar el segundo de Perú y ayudó a la selección inca a prácticamente meterse en cuartos de final de la Copa América.

El jugador del Inter brasileño, además, elevó a 36 sus anotaciones con Perú y se confirmó como el máximo anotador histórico de su selección. También recuperó el título de mayor goleador activo de la Copa América, con 12 tantos, aunque ahora lo comparte con el chileno Eduardo Vargas.

Vargas anotó dos de los goles con que Chile se impuso el lunes por 4-0 a Japón, sumó 12 en ediciones de la Copa América y llegó a arrebatarle el título a Guerrero por un día.

Martins, por su parte, pese a que tuvo el gusto de abrir el marcador en el Maracaná precisamente en el día en que conmemora sus 32 años, fue testigo de una nueva derrota en la Copa América que prácticamente elimina a Bolivia de la competición.

Como compensación, el boliviano con nacionalidad brasileña llegó a 18 goles con su selección, por lo que quedó a dos tantos de alcanzar a Joaquín Botero, el máximo goleador de la Verde.

El último duelo similar entre ambos, igualmente vencido por el peruano, fue en la Copa América de 2015, cuando Perú se impuso por 3-1 a Bolivia con tres goles de Guerrero, mientras que Martins anotó el boliviano.

Ambos fueron alineados este martes como esperanza de gol de sus respectivas selecciones, con la tradicional camisa 9.

Martins volvió a ser el llanero solitario en el ataque boliviano y Guerrero, pese a que contó con el apoyo más cercano de Farfán y Polo, también fue el único que jugó visiblemente adelantado en las filas peruanas.

El peruano, ovacionado cuando su nombre fue citado por los altavoces del Maracaná, tiene mejores recuerdos de este templo, ya que convirtió once anotaciones en el estadio.

Martins, en cambio, que llegó al Flamengo tras haber destacado en las filas del Cruzeiro, tan sólo contaba con un gol en el Maracaná, que anotó paradójicamente con la camisa del equipo azul de Belo Horizonte. Ahora cuenta con dos, pero la de hoy con sabor amargo.

El boliviano se adelantó en el partido de este martes y fue el primero en generar una jugada de peligro, al minuto 2.
En los minutos siguientes, con un Perú más ofensivo, Guerrero adquirió más protagonismo y, con la ayuda de Polo, le dio varios sustos al portero Carlos Lampe.

Pero Martins se robó el espectáculo en el minuto 17 cuando intentó un gol de taco y diez minutos después cuando, tras una jugada que el VAR demoró varios minutos en descifrar, inauguró el marcador con un gol de penalti

En los cinco minutos siguientes a su gol, el boliviano protagonizó otras tres jugadas peligrosas, mientras que Guerrero dejó claro que estaba preparando el suyo, para el que tuvo que esperar hasta el minuto 44 cuando, tras un pase envenenado de Cueva, dejó atrás a dos marcadores y se libró de Lampe con una espectacular jugada para anotar el empate.

En el segundo tiempo, Guerrero fue un permanente dolor de cabeza para Lampe, lideró una fuerte presión de Perú y, además de la asistencia para el gol de Farfán, por poco anota el tercero, primero con un cabezazo dentro del área y después, un minuto antes de ser sustituido, con una jugada en que consiguió eludir al portero pero no finalizar.

Guerrero debutó en el Maracaná en 2014, cuando aún actuaba para el Corinthians. Y su primera vez en el estadio fue para olvidar. No anotó, ni siquiera realizó una asistencia y vio al club paulista perder por 1-0.

Su primer gol en el Maraca fue también en 2014 pero con un sabor agridulce ya que el Corinthinas cayó por 5-2 ante el Fluminense.

Como jugador del Flamengo entre 2015 y 2018 tuvo su mejor momento en el estadio en 2017, cuando anotó uno de los goles con que el Flamengo se impuso por 2-1 al Fluminense en la final del Campeonato Carioca y pudo festejar su único título con el conjunto carioca.

Pero su idilio con los flamenguistas terminó ese mismo año tras ser sancionado por dopaje, por lo que ser perdió varias fechas.

Poco después del Mundial de Rusia 2018, cuando su sanción estaba suspendida temporalmente, jugó su último partido con el club carioca y se despidió con una actuación discreta en los 16 minutos que le dieron en la victoria por 4-1 sobre el Sport.

Martins tuvo una historia más corta en el Flamengo. Jugó once meses en los que anotó 5 goles en 21 partidos, pero conquistó el título de la Copa do Brasil de 2013.

EFE
Carlos A. Moreno

Deja un comentario

Cerrar menú