El Madrid se regala una goleada y Atlético casi cierra segundo lugar

El equipo del Real Madrid festeja el segundo gol ante el Celta de Vigo en el estadio Santiago Bernabeu en Madrid, España. (Foto: CARLOS LOPEZ ALVAREZ/gtres/dpa)

Por Noelia Román

Barcelona/Madrid, 12 may .- Enfocado en su próxima final de la Champions frente al Liverpool, el Real Madrid se despidió hoy de su hinchada en la Liga española de fútbol con una goleada por 6-0 ante el frágil Celta de Vigo y un doblete de Gareth Bale.

En ausencia del lesionado Cristiano Ronaldo, el delantero galés se reivindicó con dos hermosos goles, en el minuto 13 y en el 30′, mientras que Isco, en el 32′, Achraf Hakimi, en el 52′, y el alemán Toni Kroos, en el 80′, completaron el marcador. El quinto tanto lo anotó el “celtarra” Sergi Gómez en propio arco en el 74′.

Tras una mala campaña en el campeonato doméstico y luego de su última derrota el miércoles ante el Sevilla con un equipo con más suplentes, Zinedine Zidane minimizó las rotaciones y los blancos completaron un partido redondo con intensidad de principio a fin.

“Seis goles, la portería a cero, ningún lesionado… No se podía esperar nada más hoy”, resumió un satisfecho Zidane.

“Cuando salimos con determinación, ritmo, intensidad, somos un rival difícil, y eso es lo que hicimos desde el inicio”, agregó.

Los vigentes campeones de Europa abandonaron así su cancha con buen sabor de boca y alimentaron el optimismo de sus fans, que ya sólo piensan en la consecución de la tercera Liga de Campeones europea consecutiva para salvar la temporada.

A falta de una fecha para que concluya la Liga, el subcampeonato quedó virtualmente descartado para el Real Madrid, después de que el Atlético de Madrid se afianzara en la segunda posición con su victoria por 1-0 ante el Getafe.

El solitario gol de Koke, en el minuto 8, mantuvo a los rojiblancos en la segunda posición de la Liga con 78 unidades, tres más de las que cuentan sus ricos vecinos.

Pese a su próxima final de la Liga Europa frente al Marsella, Diego Simeone no reservó a sus titulares y, frente a un Getafe que perseguía mantener viva su esperanza de situarse en puestos europeos, prácticamente aseguró el subcampeonato para los rojiblancos.

“En mente teníamos respetar la Liga como siempre, no sabemos competir de otra manera. La mejor manera era seguir el mismo camino de siempre ante un equipo de fricción y una intensidad enorme”, afirmó Simeone.

“El equipo aparcó lo demás y respetó lo que somos nosotros”, destacó.

Independientemente de la victoria del Atlético, los blancos se esmeraron por agradar a sus fans y sumar los tres puntos en un partido en el que el entrenador blanco no pudo contar con los lesionados Cristiano Ronaldo y Dani Carvajal y en el que dio descanso al capitán Sergio Ramos.

Isco, que regresó tras varios partidos ausente por lesión, y Bale, con su espectacular segundo gol, se llevaron todos los focos.

El delantero galés aprovechó dos contrataques del Real Madrid para casi sentenciar el choque por la trigésimo séptima fecha en media hora de juego.

En el primero, parte del mérito correspondió a Luka Modric que, a la media vuelta, filtró un medido pase que Bale definió bien.

En el segundo, muy parecido, el galés atrapó el servicio de Isco, le ganó la carrera a Jonny y, sobre la línea de fondo, se hizo un espectacular autopase, antes de conectar un disparo cruzado a la escuadra contraria, imparable para Sergio Álvarez.

Bale hizo así méritos para que Zidane considere incluirlo en su once titular en la final del 26 de mayo en Kiev.

El Celta, pese a su vulnerabilidad defensiva, pudo meterse en el partido en un par de acciones que inquietaron a Keylor Navas. El árbitro le anuló un gol por fuera de juego y el tanto de Isco lo remató.

En su regreso a las canchas, el mediocampista español firmó otro gol fantástico, con un disparo al a escuadra también inalcanzable para el arquero costarricense del Real Madrid.

Con ayuda del propio Celta, los blancos culminaron la fiesta en la segunda mitad con los goles de Achraf y Kroos.

Los gallegos, impotentes, sólo pudieron festejar el regreso de Aspas, su máximo goleador, que disputó los últimos minutos tras varios partidos ausente por lesión.

Ni siquiera su presencia mejoró a un Celta que, fuerte en Balaídos, fue incapaz de ganar en sus últimas siete salidas, en las que sumó seis derrotas y un empate.

EL DERBY SEVILLANO CONTENTA A TODOS

En el gran duelo de la jornada, Betis y Sevilla salieron inusualmente satisfechos de su caliente derby al cumplir ambos con su objetivo de disputar la próxima Liga Europa gracias a su empate 2-2.

El punto que se repartieron con goles de Marc Bartra (8′) y Loren (81′) para el Betis y de Wissam Ben Yedder (57′) y Simon Kjaer (79′) para el Sevilla permitió que los dirigidos por Quique Setién queden por delante de su archirrival ciudadano e inicien su andadura en la segunda competición europea sin disputar la fase previa. A los de Joaquín Caparrós les aseguró la última plaza para entrar en la próxima Liga Europa por la que aún peleaban con el Getafe.

En los otros partidos de la jornada, que se disputó casi al completo, la Real Sociedad venció por 3-2 al Leganés y el Alavés hizo lo propio por 3-1 ante el Athletic de Bilbao. El Valencia se impuso por 1-0 en la cancha del Girona con un gol del argentino Vietto, mientras que el Eibar repitió resultado frente al descendido Las Palmas.

El Villarreal, que también jugará la Liga Europa, desplazó al Betis de la quinta posición al vencer en la cancha del Deportivo de La Coruña por 4-2.

DPA

Deja un comentario

Cerrar menú