El líder eleva el ánimo y aumenta la ventaja en una jornada polémica

El delantero portugués del Real Madrid Cristiano Ronaldo celebra su gol, segundo para el equipo, durante el encuentro correspondiente a la jornada 20 de la Liga contra la Real Sociedad, que disputaron en el estadio Santiago Bernabéu, en Madrid. (EFE)

Madrid, 29 ene .- El Real Madrid cerró el atisbo de crisis con una goleada sobre la Real Sociedad (3-0) que le permitió aumentar a cuatro puntos su ventaja al frente de LaLiga Santander, en una jornada marcada por la polémica, en la que se dejaron puntos Barcelona, Sevilla y Atlético de Madrid.

Eliminado de la Copa por el Celta, con varios de sus jugadores (Danilo y Benzema) señalados por su afición y hasta expuesto a ceder el liderato, aunque siempre con un partido menos que sus rivales, el conjunto de Zinedine Zidane resolvió con solvencia su exigente examen ante una Real Sociedad que mostró buena imagen, pero escaso mordiente y acabó con diez jugadores -por la expulsión de Íñigo Martínez (m.73)- y goleado.

No tuvo el control del juego ni la posesión, pero al Real Madrid le bastó, como en otras ocasiones, con el contragolpe y su pegada. Un gol de Mateo Kovacevic -el mejor del partido- al final del primer tiempo, otro de Cristiano Ronaldo, en los primeros minutos de la reanudación, y un tercero de Álvaro Morata, en el tramo final fueron suficientes para devolver la sintonía entre el equipo y la grada.

El comienzo de la segunda vuelta, no obstante, queda marcado por el “gol fantasma” marcado por el Barcelona en el Benito Villamarín. Fue un centro de Aleix Vidal que sacó el argelino Aissa Mandi cuando ya había rebasado la línea de portería.

Como el conjunto azulgrana acabó empatando el partido (1-1), la jugada reabre el debate sobre la utilización de la tecnología en apoyo del árbitro, máxime cuando el “Ojo de Halcón”, aprobado por la UEFA, ya se utiliza en las principales Ligas europeas.

Puede reclamar el Barcelona el gol no concedido y un penalti a Neymar -como se encargó de recordarlo de forma irónica el brasileño en una red social- pero también deberá lamentar su juego durante más de una hora en la que se vio ampliamente superado por el Betis, que se adelantó con un tanto de Alex Alegría, en el minuto 75, pero también pudo hacerlo antes en un puñado de ocasiones.

El gol del uruguayo Luis Suárez, en el minuto 90 a pase de Leo Messi, salvó un punto para el equipo de Luis Enrique, pero no atenúa una polémica arbitral, que un par horas después, afectó a otro candidato al título; el Sevilla de Jorge Sampaoli.

Acudieron los de Sampaoli a Cornellà con la posibilidad de encaramarse al primer puesto, aunque fuese de forma provisional, pero tras el primer minuto se encontraron con un muro casi infranqueable; un penalti cometido por el argentino Nico Pareja, por un leve agarrón a su compatriota Pablo Piatti, que supuso la expulsión del defensa y convirtió en gol para el Espanyol José Antonio Reyes.

Con un gol en contra y diez jugadores desde prácticamente el comienzo del partido, el equipo de Sampaoli tuvo una meritoria respuesta y llegó a empatar por medio del montenegrino Stevan Jovetic. Pero justo antes del descanso encajó un gol de Marc Navarro -que suma dos goles en otros tantos partidos con el primer equipo- y sufrió la sentencia de Gerard Moreno, en el 71.

En San Mamés, por último, el Sporting no logró resguardar la ventaja que le dio el penalti ejecutado por el croata Duje Cop en el primer tiempo y se fue de vacío de Bilbao (2-1).

La salida al campo de Iñaki Williams en el segundo tiempo fue decisiva en la reacción del Athletic, que remontó con goles de Iker Muniain y de Aritz Aduriz, de penalti, para lograr una victoria que le deja séptimo, pegado a los puestos europeos.

Con esta derrota, el Sporting no reduce la brecha de cinco puntos con el Leganés y observa tan sólo por debajo a Osasuna y Granada, con tres puntos menos.

La vigésima jornada se completará mañana, lunes, con el Las Palmas-Valencia.

EFE

Deja un comentario

Cerrar menú