El Gobierno colombiano pide investigar a directivos de la Federación de fútbol por reventa de entradas

El presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Ramón Jesurún. EFE/LEONARDO MUÑOZ/Archivo

Bogotá, 22 jul .- El Ministerio del Deporte pidió al Comité Disciplinario de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) investigar a los directivos de esa entidad que están involucrados en el caso de reventa de entradas para los partidos de las eliminatorias del Mundial de Rusia 2018.

“Es necesario iniciar las investigaciones en el marco de sus competencias, con el propósito de determinar si existieron transgresiones al marco normativo, estatutario y deportivo vigente, y se proceda con las acciones a que haya lugar”, afirmó la directora de Inspección, Vigilancia y Control del Ministerio del Deporte, Viviana Forero, en una misiva enviada a la FCF.

Esto ocurre luego de que el pasado 6 de julio la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) anunciara una multa de 16.000 millones de pesos (más de 4 millones de dólares) por este caso.

La SIC también sancionó a 17 personas, a la empresa TicketYa y a Comercializadora de Franquicias SA por idear y ejecutar “un sistema que limitó la libre competencia para favorecer a Ticketshop en la adjudicación del contrato de boletería para las eliminatorias al Mundial Rusia 2018”, explicó el superintendente, Andrés Barreto.

La multa para todos los involucrados, entre los que se encuentran el presidente de la Federación, Ramón Jesurún, y el expresidente de la FCF, Luis Bedoya, es de 18.000 millones de pesos (casi 5 millones de dólares).

Ante el anuncio de la SIC, la FCF aseguró entonces que “no ha sido notificada de esta decisión en los términos que indica la normatividad, por lo tanto se desconoce el contenido íntegro de la decisión”.

“El hecho de no utilizar los mecanismos previstos en la ley, sino los medios de comunicación para informar decisiones administrativas, reitera las irregularidades que desde el inicio del proceso se han advertido y hemos puesto en conocimiento de las autoridades competentes”, detalló la FCF en un comunicado.

Por otra parte, el Ministerio del Deporte pidió al Comité Disciplinario de la FCF informar al Gobierno sobre “cada una de las etapas del proceso, garantizando el debido proceso y el derecho a la defensa”.

“Si la Comisión Disciplinaria de la Federación encuentra mérito que demuestre la violación grave de normas legales, reglamentarias y estatutarias, procede a ‘la suspensión o el retiro del cargo de los miembros de los organismos deportivos'”, agregó la información.

Al respecto, la FCF respondió hoy que desde el 8 de julio su Comité Ejecutivo solicitó a la Comisión “iniciar la investigación correspondiente”.

“La remisión de dicha solicitud fue avalada previamente el pasado 7 de julio en sesión ordinaria no presencial por parte del Comité Ejecutivo (…) La Comisión Disciplinaria solo puede suspender o retirar de sus cargos a los miembros de organismos deportivos una vez finalizado el proceso disciplinario”, añadió la FCF.

Las investigaciones de este caso se iniciaron después de que Ticketshop anunció que vendería 6.000 entradas el 6 de agosto de 2017 para el partido Colombia-Brasil, disputado en septiembre de ese año, y dijo que estas se comercializaron en 42 minutos, pero la SIC halló evidencias, “digitales y documentales” que prueban que no se pusieron a disposición del público ese día.

El organismo manifestó que los sancionados generaron un “cartel para el desvío de boletas con el fin de revenderlas” y se aplicaron “precios excesivamente altos respecto de las mismas” con sobrecostos de “hasta un 350 % más del valor del mercado”.

EFE

Deja una respuesta

Cerrar menú