El Dorado: cuando Colombia tuvo a Di’Stéfano y la mejor liga del mundo

Los ex jugadores de fútbol Alfredo Di Stéfano (i) y Paco Gento. (EFE /Archivo)

Bogotá, 30 abr .- Un 30 de abril como hoy pero de hace 71 años comenzó una época tan famosa como polémica en el fútbol de Colombia, la de ‘El Dorado’, originada por una disputa de dinero que permitió la llegada entre 1949 y 1953 de los mejores jugadores de América y que tuvo como símbolo al argentino Alfredo Di’Stéfano.

A principios de abril de 1949 la Asociación Colombiana de Fútbol (Adefútbol), que entonces regía el balompié nacional, pidió a la Dimayor -que manejaba el torneo profesional desde su inicio, un año antes- 30.000 dólares para la participación del Junior de Barranquilla en calidad de selección nacional para la Copa América.

La Dimayor respondió que solo podía dar la mitad del dinero, lo cual enfureció a la Adefútbol, que resolvió desafiliarla.

Sin embargo, la Dimayor (nombre abreviado de División Mayor del Fútbol Colombiano) siguió adelante con la organización del torneo profesional de 1949 porque era una entidad que se jactaba de ser acaudalada y la conformaban dirigentes que conocían al dedillo lo que ocurría con este deporte en el país y allende las fronteras.

Así fue como el 30 de abril se inició el segundo campeonato profesional colombiano, en el que participaron 14 equipos con debutantes como Deportivo Cali, Boca Junior, Huracán de Medellín o Deportivo Barranquilla, pero también los más destacados del año anterior como América, Millonarios y el campeón, Santa Fe.

A sabiendas de la huelga que había paralizado el fútbol argentino a finales de 1948, y como fórmula de entretenimiento para distraer al pueblo colombiano de la violencia política que azotaba al país, la Dimayor decidió invertir sus amplias arcas en el fichaje de las estrellas del fútbol gaucho.

El 30 de mayo Millonarios anunció la contratación de Adolfo Pedernera, reconocida figura de River Plate y la selección albiceleste. Al partido de su debut asistieron 30.000 espectadores e hicieron el saque de honor el embajador de Argentina y el alcalde de Bogotá.

El Deportivo Cali apostó por jugadores peruanos a los que llamaron ‘El rodillo negro’ y entre quienes sobresalían Valeriano López, Guillermo Barbadillo y Máximo ‘Vides’ Mosquera.

Pero Millonarios sacudió el mercado por segunda vez y en la primera semana de agosto anunció los fichajes de los argentinos Di’Stéfano y Néstor Rossi.

Fotografía de archivo del jugador argentino de Millonarios, Alfredo di Stefano, antes de un partido amistoso disputado contra el Real Madrid en el estadio de Chamartín el 1 de abril de 1952 en Madrid (España). EFE/Archivo

El día de su estreno hubo triunfo por goleada 5-0 al Deportivo Barranquilla y desde entonces el equipo bogotano fue la sensación, les marcó a todos sus rivales 5 goles, lo que llevó a que lo apodaran el del “Cinco y baile”.

En la final Millonarios venció a Deportivo Cali, bordó su primera estrella de campeón y jugó un fútbol de altísima calidad que le dio paso al sobrenombre de ‘El Ballet Azul’ con el que después asombró a Europa y venció, entre otros, al Real Madrid.

Los años de 1950 y 1951 fueron los del esplendor de ‘El Dorado’. En medio del fenómeno en el que se había convertido Millonarios, los demás clubes no se quedaron de brazos cruzados e hicieron ostentosas contrataciones.

Santa Fe fichó a los argentinos Héctor ‘Pibe’ Rial y René Pontoni, Junior a los brasileños Heleno de Freitas y Marinho, mientras que Cúcuta Deportivo importó a casi toda la selección uruguaya, con Juan Carlos Toja, Juan José Tulic y Ramón Villaverde incluidos.

Así mismo llegaron a Colombia jugadores de Inglaterra, Italia, Hungría y Yugoslavia. Hasta árbitros se importaron de Europa y hubo presencia de alemanes, austríacos, españoles e ingleses. Los estadios vivían llenos, el fútbol era ya el espectáculo preferido.

Lo que pasaba allí trascendió los límites. El éxodo de las estrellas sudamericanas generó numerosas quejas ante la FIFA, que las atendió y el 25 de octubre de 1951 desafilió a Colombia. ¡La mejor liga de América y una de las mejores del mundo fue declarada pirata!

Tras el batacazo que esto significó, los directivos del fútbol colombiano asistieron días más tarde al congreso de la Conmebol en Perú y crearon el llamado Pacto de Lima, en el que se resolvió que gradualmente, entre el resto del año y octubre de 1954, se marcharían todos los jugadores extranjeros contratados en ese lapso.

Aunque ‘El Dorado’ se acabó formalmente en octubre de 1954 cuando la FIFA levantó el castigo al fútbol colombiano, su final comenzó a mediados de 1953 con el fichaje de Di’Stéfano por el Real Madrid en un valor aproximado de 100.000 dólares.

Con Millonarios, ‘La saeta rubia’ jugó 294 partidos, marcó 267 goles y ganó 4 ligas. El jugador símbolo de ‘El Dorado’ maduró en Colombia y dejó su impronta del crack que después se ganó un puesto en el olimpo del Madrid y del fútbol mundial.

EFE
Gabriel Briceño Fernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba