El Barça gana 3-1 al Villarreal con gol de Messi y se acerca a final de Copa

El argentino Lionel Messi (D) celebra un gol frente al Villarreal (3-1) con el uruguayo Luis Suárez (C), el 11 de febrero de 2015, en la ida de las semifinales de la Copa del Rey, en el Camp Nou, Barcelona. (AFP)
El argentino Lionel Messi (D) celebra un gol frente al Villarreal (3-1) con el uruguayo Luis Suárez (C), el 11 de febrero de 2015, en la ida de las semifinales de la Copa del Rey, en el Camp Nou, Barcelona. (AFP)

Madrid (AFP) – El Barcelona dio un paso importante para jugar la final de la Copa del Rey al vencer 3-1 en su estadio al Villarreal con un gol del argentino Lionel Messi, este miércoles en la ida de las semifinales de la competición.

Los goles locales, que pudieron ser cuatro si el brasileño Neymar no hubiera fallado un penal en el minuto 72, los marcaron Messi (41), Andrés Iniesta (49) y Gerard Piqué (64). El tanto visitante, que supuso el empate provisional, lo logró Manuel Trigueros (48).

Con este resultado el Barcelona queda muy cerca de la final de la Copa del Rey y deberá refrendar su clasificación en la vuelta, el 4 de marzo en El Madrigal.

El ganador de esta semifinal se enfrentará al vencedor de la eliminatoria entre el Athletic y el Espanyol, cuya vuelta se presenta más abierta después del empate 1-1 de este miércoles en San Mamés.

“El resultado es negativo pero a la vez nos deja una puerta abierta para pasar. El Barça ha hecho un buen partido y al final es un resultado justo”, señaló el arquero Sergio Asenjo, que despejó el penal de Neymar.

“Es un buen resultado, aunque no es decisivo. Al fallar un penal da la sensación de que pudo ser mejor, pero no cambia nuestra mentalidad, iremos al Madrigal a ganar”, coincidió el técnico azulgrana Luis Enrique.

– Planteamiento conservador –

Consciente de que la vuelta se jugaba en su estadio, el Villarreal renunció a luchar de tú a tú con el Barcelona y decidió esperar en su campo, con la intención de aprovechar un contraataque gracias sus rápidos atacantes.

Pero su planteamiento se derrumbó cuando su líder y capitán, el centrocampista Bruno, tuvo que abandonar el campo por lesión en el minuto 32. Le sustituyó Trigueros.

Con el internacional español fuera, empezaron a ocurrir cosas importantes en el partido. En el minuto 41 Messi adelantó a los locales tras aprovechar desde el punto de penal un pase de la muerte del uruguayo Luis Suárez, que había robado el balón al argentino Mateo Musacchio.

En gran forma en este 2015, Messi ha marcado 11 goles (8 en Liga y 3 en Copa) en los 10 partidos que ha disputado este año.

Nada más comenzar la segunda mitad el arquero alemán André Ter Stegen no estuvo acertado cuando Luis Suárez perdió el balón y Trigueros disparó desde 25 metros, fuerte pero centrado, pasando el balón por encima de los puños del arquero.

Dos minutos más tarde el Barcelona se volvió a poner por delante. Iniesta recuperó el balón, combinó con Suárez y el español intentó buscar de nuevo al uruguayo, siendo Mario el que rechazó la pelota para que el capitán azulgrana marcara.

En el 49 el Villarreal recibió otra mala noticia. El centrocampista mexicano Jonathan dos Santos tiene que retirarse por lesión y entró en su lugar el lateral derecho serbio Antonio Rukavina.

Sin dos de los mejores centrocampistas visitantes, el Barcelona lo tuvo más fácil. En el 65 Messi lanzó un córner y Piqué le ganó la partida por alto a Musacchio para marcar de cabeza.

Otro error de Musacchio, en una noche para olvidar del internacional argentino, pudo significar el cuarto gol local. El árbitro señaló penal por mano del central y Neymar lanzó, pero Asenjo acertó la trayectoria y despejó el balón.

– Tablas en San Mamés –

En Bilbao el Athletic se puso por delante gracias a un gol de Aritz Aduriz, su salvavidas esta temporada, en el minuto 11, tras aprovechar un pase al hueco de Óscar de Marcos y batir al arquero Pau López con una elegante vaselina.

Pero el Athletic carece de consistencia este curso y en el minuto 35 Víctor Sánchez acertó con un derechazo desde fuera del área para hacer el empate definitivo.

Según transcurrían los minutos el Espanyol mereció la victoria, con varias ocasiones para marcar y dos balones al poste, pero no pudo batir de nuevo a Iago Herrerín.

Deja un comentario

Cerrar menú