El Arsenal vive un infierno en Stamford Bridge

El entrenador del Arsenal Arsene Wenger reacciona tras encajar su equipo el 4-0 durante el partido de la Premier League que ha medido a Chelsea FC y Arsenal FC en Stamford Bridge en Londres, Reino Unido. (EFE/EPA)
El entrenador del Arsenal Arsene Wenger reacciona tras encajar su equipo el 4-0 durante el partido de la Premier League que ha medido a Chelsea FC y Arsenal FC en Stamford Bridge en Londres, Reino Unido. (EFE/EPA)

El Arsenal saltó hoy al césped de Stamford Bridge dispuesto a celebrar los mil partidos en el banquillo del técnico francés Arsène Wenger y confirmar su candidatura al título de liga, pero se hundió en el túnel de vestuarios 90 minutos después humillado por un Chelsea superior (6-0).

El golpe de autoridad de los “blues” aleja al Arsenal de la lucha por la Premier, mientras que el Manchester City, que goleó al Fulham (5-0), y el Liverpool, que también logró un amplio marcador ante el Cardiff (3-6), con tres tantos del uruguayo Luis Suárez, mantienen la presión sobre el conjunto del oeste de Londres.

En Stamford Bridge, los de José Mourinho ya ganaban al cuarto de hora por 3-0 a unos “gunners” que, plagados de bajas y con diez futbolistas durante gran parte del duelo, apenas se acercaron a la portería de Petr Cech y sufrieron hasta el final para hilar varios pases consecutivos ante la abrumadora presión de los “blues”.

El 6-0 es el marcador más amplio que ha logrado Mourinho como técnico del Chelsea y también la mayor goleada que ha sufrido el Arsenal en 107 años de historia de encuentros entre ambos equipos.

El partido será recordado además por un error insólito del árbitro Andre Marriner, que confundió a Kieran Gibbs con su compañero Alex Oxlade-Chamberlain y expulsó al primero por una mano dentro del área que había cometido el segundo con toda claridad, al lanzarse como si fuera el portero para detener un balón que iba hacia su meta.

El camerunés Samuel Eto’o, que saldría del campo lesionado poco después, abrió el tormento del Arsenal en el minuto 5 al culminar un contragolpe que había iniciado el alemán André Shürrle, que marcó por su parte el segundo dos minutos después.

Al cuarto de hora llegó la confusión de las manos de Oxlade-Chamberlain, una jugada que, en todo caso, acabó con el belga Edin Hazard marcando el tercero desde los once metros.

Incapaz de ponerse a la altura del Chelsea, el resto el partido fue un suplicio para el Arsenal, que se presentaba con algunos de sus jugadores más determinantes en la enfermería: Jack Wilshere, Aaron Ramsey, Theo Walcott y Mesut Özil, entre otros, estaban ausentes.

Antes el descanso, el brasileño Oscar añadió otro gol al histórico marcador al rematar a la red un centro del español Fernando Torres, y poco después de las duchas él mismo se encargó de cabecear a la red el 5-0.

Los de Mourinho tenían ordenes de apretar hasta el último minuto, y en el 71 se aprovecharon de la defensa adelantada y rendida de los visitantes para que David Luiz trazara un larguísimo pase que el egipcio Mohamed Salah se encargó de convertir en el sexto tanto de la tarde.

En Manchester, poco después del final de ese partido, tres goles del marfileño Yaya Touré, dos de ellos de penalti, y otros dos del brasileño Fernandinho y el argentino Martín Demichelis permitieron hoy al City superar al Fulham (5-0) y mantenerse a la estela del Chelsea.

Los del chileno Manuel Pellegrini son terceros en la tabla con 63 puntos, seis menos que los “blues”, si bien han jugado tres partidos menos, por lo que serían líderes si suman todos los puntos que les quedan por disputar.

También mostró una contundente respuesta al golpe de efecto del Chelsea el Liverpool, que se sobrepuso a un combativo Cardiff que se adelantó en dos ocasiones en el primer tiempo.

Los “reds” acabaron firmando una goleada gracias a tres tantos del uruguayo Luis Suárez, dos del eslovaco Martin Skrtel y uno del inglés Daniel Sturridge (3-6).

Por debajo de los cuatro primeros puestos, el Everton del español Roberto Martínez se hizo fuerte en la quinta plaza al ganar por 3-2 al Swansea con goles de Baines, Lukaku y Barkley.

Con un partido más, el Manchester United se acercó a esa frontera que marca la entrada a los puestos europeos de la tabla al batir al West Ham a domicilio con dos tantos del inglés Wayne Rooney, el primero de ellos un estético disparo desde el medio campo.

Deja una respuesta

Cerrar menú