Donovan se retira por la falta de pasión y sus ganas de entrenar a niños

El goleador estadounidense Landon Donovan durante una semifinal de la Gold Cup, en Arlington (Texas), el 24 de julio de 2013. Donovan anunció el 7 de agosto de 2014 su retirada al final de la temporada de la Major League. (AFP)
El goleador estadounidense Landon Donovan durante una semifinal de la Gold Cup, en Arlington (Texas), el 24 de julio de 2013. Donovan anunció el 7 de agosto de 2014 su retirada al final de la temporada de la Major League. (AFP)

LOS ÁNGELES (AFP) – Falta de pasión y deseos de darle un nuevo rumbo a su vida, con la posibilidad de entrenar a niños en la academia de Los Angeles Galaxy, han sido las razones que llevaron al goleador Landon Donovan a anunciar el jueves su decisión de retirarse del fútbol profesional.

En una nutrida rueda de prensa la tarde del jueves en el estadio de Carson, sede de su equipo LA Galaxy y escenario de muchos de sus grandes momentos en su carrera de 16 años en las canchas, Donovan estuvo ecuánime y tranquilo al explicar las causas de su sorpresiva decisión. “Durante los últimos años no he tenido la misma pasión que yo tenía anteriormente en mi carrera, y hasta cierto punto me había sentido obligado a seguir jugando”, dijo el goleador histórico de la Major League Soccer y la selección de los Estados Unidos.

El llamado ‘Capitán América’ explicó que la decisión “me quitó un peso de los hombros”, y le permitirá disfrutar los últimos meses que le quedan al campeonato 2014 de la MLS “como un jugador nuevo, casi como un niño otra vez”. “Prefiero tener tres o cuatro meses de realmente estar jugando bien que disfrutando de un par de años de mediocridad y no sentir la misma pasión de siempre”, aclaró Donovan. La pérdida de esa pasión, señaló Donovan, es “probablemente una evolución natural”.

Donovan añadió que su anuncio de colgar los botines es algo “agridulce” y admitió que también siente “algo de tristeza”, pero dijo que era “el momento adecuado” para poner fin a su carrera como jugador. “El año pasado tomé un largo descanso del juego, y esa fue realmente la primera vez que (el retiro) se vio como una posibilidad real”, dijo Donovan. “Yo quería salir y tomar algún tiempo para ver cómo se sentiría después de alejarse por un tiempo. Volví rejuvenecido. Volví refrescado. Pero después de unos meses, incluso de la temporada pasada, comencé a tener algunos sentimientos de, usted sabe, no se siente lo mismo, no hay la misma pasión, la misma energía”, puntualizó.

Aunque no se refirió expresamente a su descontento porque el entrenador Jurgen Klinsmann le dejó fuera del Mundial Brasil-2014, Donovan dejó entrever que después de eso sus deseos de jugar mermaron algo. “Me sentía muy bien, estaba jugando bien, tuvimos la Copa de Oro de la Concacaf (donde fue elegido el Jugador Más Valioso), fue emocionante, y luego empecé bien este año, me estaba divirtiendo. Creo que estaba jugando bien, pero lo ocurrido en las últimas semanas me puso a pensar mucho en ello (el retiro) de nuevo”, argumentó. “He hablado con mi familia un poco sobre ello, y mi instinto me dijo que justo este era el momento adecuado”, dijo.

– Un título antes del adiós –

Donovan dijo que tomó la decisión antes del partido del 28 de julio, que el Galaxy ganó 3-0 en Seattle, y así se lo hizo saber a su entrenador Bruce Arena, y más tarde a sus amigos más cercanos y a todo el equipo antes de la sesión de entrenamiento del jueves. “Es una decisión que ha aumentado mi deseo de ganar un sexto campeonato de la Copa MLS, que me sirvió para eliminar una enorme cantidad de estrés”, dijo Donovan, quien ha capturado tres títulos con el Galaxy y dos con los San Jose Earthquakes.

Donovan dijo que planea pasar más tiempo con amigos y familiares, hacer algunos viajes, y que le gustaría trabajar con niños. “Yo absolutamente quiero trabajar con los niños”, dijo. “Hablé con el presidente del Galaxy (Chris) Klein extensamente acerca de cómo trabajar con la academia, y que para mí sería una muy buena manera de llegar al punto de partida. Así que estoy esperando que va a pasar en algún momento”.

Donovan se convirtió en profesional a los 16 años de edad y ha sido la cara de fútbol americano desde que ganó el Balón de Oro como MVP de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA en 1999.

Su legado en 14 temporadas en la MLS, después de jugar sus primeras dos campañas con el Bayern Leverkusen de Alemania, se manifiesta en ser el máximo goleador en la historia de la liga local, con 138 dianas y el segundo en asistencias (124), 11 menos que de Steve Ralston. También es el líder de todos los tiempos del equipo nacional de Estados Unidos en goles (57) y asistencias (58) en 155 partidos internacionales, y disputó tres Copas del Mundo. Es el futbolista estadounidense más conocido en el mundo. Según Donovan, “nada de eso importa en términos de herencia”. “Espero que mis compañeros de equipo me recuerden como un buen compañero de equipo. Espero que mis entrenadores digan que disfrutaron trabajando conmigo y tenerme en su equipo. Espero que los aficionados disfrutaran viéndome jugar y reconozcan los mucho que le di a este deporte en los últimos 16 años”, concluyó Donovan.

Deja un comentario

Cerrar menú