Diez datos imprescindibles de los Brasil-Bolivia

Roberto Firmino (i) de Brasil Tite y el arquero Alisson participan en un entrenamiento el 11 de junio de 2019 en el estadio Pacaembu de Sao Paulo (Brasil). EFE

Sao Paulo, 13 jun .- Brasil abre este viernes la 46ª edición de la Copa América, el torneo de selecciones más antiguo del mundo, contra Bolivia en el estadio Morumbí de Sao Paulo, un encuentro que, en la víspera, presenta 10 datos imprescindibles.

1.- Superioridad aplastante de la Canarinha.

Los brasileños dominan claramente los enfrentamientos directos con los bolivianos con un balance histórico de 20 victorias, cuatro empates y cinco derrotas.

La mayoría de esos partidos se dieron precisamente en la Copa América, con ocho victorias para la pentacampeona del mundo y dos para el combinado andino. Nunca empataron en el torneo.

2.- La tercera mayor goleada de la historia en Copas América….

El 10 de abril de 1949, la selección brasileña aplastó a la boliviana por 10-1 en el estadio Pacaembú de Sao Paulo, con triplete de Antonio Francisco y dobletes de Zizinho, Pedro Simao Aquino de Araújo y Cláudio Pinho. Jair completaría la goleada.

Hasta hoy, es la tercera mayor goleada en la historia de las Copas América, que en aquella época se llamaba Campeonato Sudamericano.

Brasil avanzaría con paso firme y sumaría después su tercer título continental.

3.- ….y primer gol de los bolivianos A pesar de los diez goles que encajaron, el 10-1 del Pacaembú supuso el primer gol oficial de Bolivia a Brasil. El autor fue el centrocampista Víctor Agustín Ugarte en el minuto 75.

En los tres enfrentamientos anteriores (Copa América 1946, Copa América 1945 y Mundial de 1930) el combinado verde nunca había conseguido perforar la portería brasileña.

4.- Sorpresas en el Morumbí.

Brasil y Bolivia debutarán en esta Copa América en el Morumbí, un escenario propicio para las sorpresas. El 30 de junio de 1985, los dos equipos empataron 1-1 en el feudo del Sao Paulo por las eliminatorias para el Mundial de México de 1986.

Careca adelantó a los locales, pero Juan Sánchez empató a quince minutos para el final.

5.- Sin factor altura

La gran fortaleza de Bolivia es cuando juega en casa con una altura que supera los 3.500 metros de altura sobre el nivel del mar.

De las cinco victorias que han conseguido a lo largo de la historia frente a Brasil, cuatro de ellas tuvieron lugar en el estadio Hernando Siles, en la Paz, situado a unos 3.660 metros de altura.

El Morumbí está a unos 700 metros, por lo que ese factor no será determinante.

6.- La última victoria de Bolivia fue hace una década, en la altura de La Paz.

El 11 de octubre de 2009, derrotaron por 2-1 al combinando dirigido entonces por Dunga en un partido por las eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica de 2010 que definieron Olivares y Marcelo Moreno.

Para Brasil, que ya estaba clasificada, recortó Nilmar.

7.- Bolivia rompió una racha de Brasil de casi 40 años

El escenario fue el mismo, el estadio Hernando Siles. En julio de 1993, Bolivia venció 2-0 a Brasil, sufriendo así su primera derrota de la historia en unas eliminatorias para una Copa del Mundo. En casi 40 años no había perdido y lo hizo en La Paz.

De nada sirvió el penalti parado por Taffarel, Marco ‘el Diablo’ Etcheverry y Álvaro Pena marcaron en el 88 y el 89 para dar la victoria a La Verde.

Bolivia se clasificaría posteriormente para el Mundial de Estados Unidos -nunca más lo volvió a hacer- y Brasil superaría las críticas y sumaría su cuarta corona con Romario como gran figura.

8.- La única Copa América en poder de Bolivia la consiguió con un técnico brasileño.

El combinado andino solo tiene una Copa América en sus vitrinas y fue la primera que organizó, en 1963. Con el factor de la altura a su favor, los bolivianos ganaron por 5-4 a los brasileños en el último partido del campeonato, garantizando así el título. El técnico de Bolivia era entonces el brasileño Danilo Alvim, quien ganó como jugador de su país la Copa América de 1949. Décadas más tarde, la Canarinha se vengaría en la edición de 1997, cuando derrotó en la final por 1-3 al combinado verde en La Paz.

9.- Edivaldo Rojas, el brasileño que jugó con Bolivia.

De padre de brasileño y madre boliviana, el atacante Edivaldo Rojas jugó con la camiseta del equipo andino, pese haber nacido en la ciudad de Cuiabá, en el centro-oeste de Brasil.

Tuvo el honor de marcar incluso el primer gol de la Copa América de 2011 celebrada en Argentina. Fue de tacón a la salida de un córner y ante la Albiceleste en un partido que terminó con un sorprendente empate a uno.

10.- Los presidentes de Brasil y Bolivia, enamorados del fútbol.

El presidente de Bolivia ha admitido en más de una ocasión que de no haberse dedicado a la política le hubiera gustado ser futbolista.

Morales suele vestirse de corto para partidos benéficos y firmó hasta un contrato simbólico con el Sport Boys Warnes durante su mandato.

Por su parte, el gobernante brasileño, Jair Bolsonaro, también es un gran aficionado al fútbol y en concreto del Palmeiras.

Su nombre de pila, Jair, se lo puso su padre porque el día de su nacimiento, 21 de marzo de 1955, coincidió con el cumpleaños de uno de los futbolistas más icónicos de la época, Jair Rosa Pinto, quien fue centrocampista de la selección brasileña y del Palmeiras, entre otros equipos.

EFE
Carlos Meneses Sánchez

Deja un comentario

Cerrar menú