Deportivo Municipal cumple hoy 87 años ligado a una pasión más allá del fútbol

Hinchas del Club Deportivo Municipal. Foto: ANDINA Vidal Tarqui

Lima, jul. 27.- El Club Centro Deportivo Municipal, uno de los equipos más emblemáticos del Perú, cumple hoy 87 años de vida institucional, llena de victorias y de tradición porque desde su creación fue cuna de verdaderos campeones. Hoy en día el cuadro edil lucha por regresar a sus brillos y tocar la gloria de un título nacional que le es ausente desde 1950.

El Deportivo Municipal es sinónimo de pasión porque a pesar de las vicisitudes ha sabido mantenerse en el cariño de sus hinchas y de la afición del fútbol. Este amor hizo su ebullición en la década de 1930, cuando el fútbol ya comenzaba a convertirse en una actividad llamativa en la sociedad limeña. En su palmarés ostenta cuatro coronas nacionales (1938, 1940, 1943 y 950).

A mitad de 1934, Ángel Pisani Escurra (jefe de limpieza pública), Ricardo Ghersi (jefe de mecánicos y talleres), conjuntamente con Arturo Martínez (jefe de la sección padrones de la Municipalidad de Lima), comenzaron a trabajar una idea de lo que sería la formación de un club de fútbol, naciendo de esta manera el Centro Deportivo Municipal.

El club vio la vida de manera oficial el 27 de julio de 1935, en los salones de la Municipalidad de Lima, participando en el Campeonato de Ascenso de esa misma temporada.

Intervino en el torneo denominado Campeonato de la División Intermedia (tras la fusión con el club Mauricio Labrousse). Muni debutó en este torneo el 13 de octubre cayendo por la mínima diferencia frente a la Alianza Limoncillo del Rímac, la semana siguiente jugó contra la Asociación Deportiva Tarapacá y el marcador culminó empatado 1-1.

Su primer partido oficial que ganó fue el 27 de octubre de dicho año ante Porvenir Miraflores por 4-1.

La escuadra Edil no demoró mucho es posicionarse como uno de los grandes equipos nacionales, pues apenas tres años después (1938) de su creación ya estaba alzando su primer título nacional. Armaron un elenco que, además de dar espectáculo a las tribunas, también era efectivo en las vallas.

Al lado de Luis ‘Caricho’ Guzmán llegó el portero Juan Criado. En el mediocampo estaba Alfonso Parró con Víctor Pasache.

Más adelante se hallaba la ‘Zamba’ Quiñónez, un puntero derecho rápido y entrador al área. ‘Pichín’ Bielich jugaba al lado de Espinar y como puntero izquierdo estaba Magán. En la primera fecha le tocó descansar a la academia, sin embargo arrancaron la temporada en la segunda fecha derrotando al Sporting Tabaco por 3-2.10?

En el último partido del certamen se encontraron con el fuerte Sport Boys. Todos creían que la fuerza arrolladora de los Rosados conformada por excelentes jugadores como ‘Titina’ Castillo, Teodoro y ‘Campolo’ Alcalde, Pedro Ibáñez y Carlos Portal, por nombrar algunos, se iba a imponer al depurado juego edil.

Se equivocaron porque la cuenta de 3-0 fue clara y contundente, para que ‘Caricho’ Guzmán y sus muchachos relegaran a los porteños legítimamente. Los goles de ‘Caricho’, Magán y Quiñónez sellaron esa gran victoria y el primer título para la “Academia”.

Mantiene la calidad

En 1940, Municipal volvió a tocar la gloria. La ausencia de ‘Pichín’ Bielich obligó que se buscara a un jugador de sus características.

En Centro Iqueño había aparecido Roberto Drago. Con ese olfato que tenía, “Caricho” lo convence para que se pase a filas ediles. A partir de ese momento ‘Tito’ Drago se convierte en uno de los símbolos del Deportivo Municipal.

En ese cuadro ya habían aparecido otros rostros que le seguían dando el mismo corte de calidad y cátedra futbolística tales como Guillermo Andrade, Juan Celi y Enrique Perales.

En la zaga formaban Teobaldo Guzmán con Perales. En el medio sector surge la figura de Juan Celi y adelante Julio Cabrejos le dan un toque de mayor fuerza, con la mezcla de esencia de calidad que le ponían ‘Caricho’ Guzmán y la rapidez de Quiñónez y Magán como aleros.

En el partido final Municipal le dio un baile a “toda orquesta” al Atlético Chalaco. Los goles de Magán y Quiñónez primero y luego de Cabrejos y ‘Tito’ Drago rubricaron el 4-1, con el cual se llevaron el título por segunda vez.

Tercera corona

 

El año de 1943 es tal vez uno de los de mayor significación para el Deportivo Municipal, ya que se incorporó a sus filas a ‘Vides’ Mosquera, quien aseguraba un fútbol de alta calidad. Hubo otras contrataciones muy interesantes como la del portero Sacco, Carlos Drago, Agapito Perales, Roberto Morales y Carlos Cazallo.

No contento con haber obtenido un nuevo campeonato al imponerse al Atlético Chalaco por otro 4-1, Municipal dio cátedra en el fútbol peruano al conseguir dos victorias resonantes ante el famoso Boca Juniors de Argentina.

Por esta época de gloria nace aquel trío que sería historia para el fútbol peruano, los “Tres Gatitos”, quienes en realidad deberían haber sido cuatro debido al magnífico aporte de ‘Titina’ Castillo.

Última estrella

En 1950, de las caras antiguas apenas atestiguaba un sendero de ayer la de ‘Tito’ Drago, convertido en un emblema. Tal vez era el único de los jugadores que mantenía un manantial efectivo de ese estilo clásico de buen fútbol que iluminaba con esos tantos magistrales de su repertorio, estallando en esa fiesta animada de hurras y goles.

En ese equipo estaban como figuras rutilantes, el golero Humberto Becerra, ‘Fitín’ Cabada y Germán Colunga, un moreno sumamente quimboso y hábil; los hermanos Rivera, uno de ellos, el ‘Chino’ Manuel era un goleador de garra, de puntería y arte espontáneo y luz propia en el área.

En esa temporada, los ediles ya tenían el título en el bolsillo, a pesar de que restaban tres fechas para la culminación de tan disputado certamen. No importó que perdiera frente a las escuadras de Centro Iqueño y Sporting Tabaco y menos todavía, en la última fecha, cuando se dio el lujo de caer arrollado por Sport Boys, con el marcador de 3-1.

Caída a la Segunda

Tras el gran aporte de la Academia al balompié nacional, desde el día de su fundación, perdió por primera vez la categoría en 1967, luego de realizar una pésima campaña.

Gracias al empeño de un gran Hugo Sotil en el equipo, el cuadro de la comuna regresó a la máxima división del fútbol peruano después de dos años de ausencia. Desde 1969 se mantuvo en la profesional por 32 años.

La segunda vez que la Banda del Basurero descendió fue en el 2000, al quedar últimos en la tabla de posiciones; pero eso no fue todo, Municipal se llevó consigo una crisis institucional por culpa de malas gestiones administrativas.

Estuvo alejado seis años. En el 2006 volvió a primera división; pero lamentablemente la alegría no le duró mucho, tras una irregular campaña en el 2007, la Academia perdió la categoría. En ese último encuentro, que disputó con la sub-20, fue goleado por Alianza Lima.

Los barrenderos retornaron a la primera división del fútbol nacional tras obtener el título de la Copa Perú en el 2014. En dicha final superaron a Deportivo Coopsol.

El siguiente año, Municipal consiguió un cupo a la Copa Sudamericana 2016 tras una brillante campaña.

En el 2017, tras 35 años, el club edil consiguió clasificarse a una Copa Libertadores siendo esta su segunda participación en su historia. Fue eliminado por el Independiente del Valle de Ecuador.

En la actualidad, Deportivo Municipal realiza una campaña regular en la Liga 1 2022. Se encuentra ubicado en la casilla 16 de clasificación acumulada. Hoy, a las 15:15 horas, por la jornada 4 del Torneo Clausura, enfrenta a ADT de Tarma en el estadio Elías Moreno de Villa El salvador, donde juega de local. Un triunfo permitiría a sus hinchas cerrar con broche de oro las celebraciones.

ANDINA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba