Del burofax a la entrevista para anunciar que se queda en el Barcelona

Lionel Messi. EFE/Archivo

Barcelona, 4 sep .- Diez días han pasado desde que Leo Messi envió un burofax al Barcelona expresando su deseo de marcharse acogiéndose a la cláusula que le permitía salir libre antes del 10 de junio (y que sus abogados interpretaron como “a final de temporada”) hasta que ha concedido una entrevista a Goal.com para anunciar que seguirá en el club de su vida.

Esta es la cronología de los hechos:

Martes 25 de agosto:

Estalla el caso con la noticia del burofax mandado por Messi al club y ese mismo día el mundo del fútbol convulsiona y las reacciones no se hacen esperar. El expresidente del Barcelona Joan Laporta y el precandidato Víctor Font, entre otros, piden la dimisión de Josep Maria Bartomeu y su junta directiva.

Miércoles 26 de agosto:

A primera hora de la mañana, Jordi Farré, otro precandidato, presenta una solicitud de moción de censura en las oficinas del club. El deseo de marcharse de Messi es uno de los motivos principales para llevar a cabo la acción. Mientras tanto, Messi y su entorno guardan silencio en público y el Barcelona explica que el jugador sigue teniendo contrato en vigor y que cuenta con él para el inicio de la pretemporada.

Jueves 27 de agosto:

Varios medios de comunicación afirman que Bartomeu está dispuesto a dimitir si Messi explica públicamente que él es el problema para que siga en el club.

Sabado 29 de agosto:

Messi informa al Barcelona de que no se presentará a las pruebas PCR del día siguiente previas al inicio de los entrenamientos con Ronald Koeman. Messi cumple su palabra y desde entonces no ha aparecido por la Ciudad Deportiva Joan Gamper.

Domingo 30 de agosto:

LaLiga emite un comunicado para advertir de que no efectuará el trámite de visado previo de baja federativa al jugador si no ha abonado previamente “el importe de la cláusula de rescisión”, marcada en 700 millones de euros, porque consideran que el contrato del jugador con el Barcelona sigue vigente.

Miércoles 2 de septiembre:

Jorge Messi, el padre y el representante del jugador, llega a Barcelona con el propósito de reunirse con Bartomeu para encontrar una solución acordada al conflicto. Pero el presidente, según el jugador explicó en la entrevista, solo les ofrece dos opciones para salir del Barcelona: que un club pague su cláusula de rescisión o ir a juicio.

Viernes 4 de septiembre:

Horas antes del anuncio de que Messi continuará en el club azulgrana, LaLiga y Jorge Messi se intercambian nuevos comunicados sobre el contrato del jugador. La patronal se muestra inamovible en la interpretación del mismo hecha pública el 30 de agosto, y la familia del astro argentino la considera errónea. Finalmente, Leo Messi explica a las seis de la tarde hora española que continúa en el Barcelona para evitar llevar a juicio al club de su vida.

EFE

Deja una respuesta

Cerrar menú