Continuidad de Gareca, el reto para la selección peruana

Ricardo Gareca dirigiendo durante el mundial de Rusia. (Twitter)

Sochi/Lima, 26 jun .- La continuidad del argentino Ricardo Gareca como técnico de la selección peruana de fútbol se convertía hoy en un clamor entre hinchas y los comentaristas del país, tras la “digna” presentación de la selección nacional en el Mundial de Rusia 2018.

“Gareca quiso devolverle el ADN del buen juego al equipo peruano y lo consiguió. Su idea caló en los jugadores. La intención es que el proceso continúe”, escribió la influyente web del grupo de comunicaciones RPP.

Salvo voces aisladas, el trabajo del “Tigre”, de 60 años, es reconocido como básico para que el Perú lograra clasificarse a un Mundial por primera vez desde 1982 y para que cumpliera en Rusia presentaciones consideradas aceptables pese a quedar eliminado en la primera fase.

El temor, en ese marco, es que Gareca pueda abandonar el proceso ante, por ejemplo, una mejor oferta económica de otra selección o algún club, y no se mantenga para el camino hacia Qatar 2022.

Hoy, tras el partido que Perú le ganó a Australia por 2-0 y que marcó la despedida del equipo del Mundial, Gareca dijo que se tomará “un tiempo prudencial” para evaluar su continuidad, aunque dio señales de que no le disgusta la idea de quedarse.

“Hay que analizar cosas. Llega el momento en que uno hace balances personales, la Federación también lo hará y se tendrá que ver con un montón de cuestiones”, afirmó el entrenador.

El “Tigre” calificó como “excelentes” a sus relaciones con la Federación y, mencionó al gerente deportivo, Juan Carlos Oblitas, como básico en lo que pase: “Es una persona muy importante dentro de lo que yo pueda llegar a decidir”.

Oblitas, de 67 años, para muchos el mejor técnico peruano de los últimos tiempos pero quien prefiere ahora cargos directivos, fue siempre un soporte para Gareca, su apuesta personal para tomar el buzo blanquirrojo en 2015.

Con éxitos como técnico en clubes como Vélez Sarfield de Argentina y Universitario del Perú, Gareca también ha tenido baches en su carrera y venía de fracasar en Palmeiras de Brasil cuando le llegó el ofrecimiento.

La apuesta por Gareca, tras décadas de fracasos en la búsqueda de técnicos, se basó en que ya había trabajado en el Perú y había asimilado la idiosincracia del futbolista nacional, bien dotado técnicamente pero, según expertos, con falencias de temperamento.

Perú perdió por 1-0 con Dinamarca y Francia, por lo que ya llegó eliminado al partido con Australia, que le significó la primera victoria para el Perú en un Mundial desde el 4-1 sobre Irán en Argentina 1978.

DPA

Deja una respuesta

Cerrar menú