Conmebol busca mejorar las emisiones de la Libertadores con control de la producción

En la imagen un registro de la fachada de la sede de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), en Luque (Paraguay). EFE

Asunción, 13 feb .- La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) pretende mejorar la calidad de las emisiones de los partidos de la Copa Libertadores, así como evitar “imágenes tendenciosas”, mediante el control centralizado de la producción televisiva de los mismos, durante los próximos cuatro años.

En una rueda de prensa celebrada en la sede de la institución en Luque (Gran Asunción), el director de Competiciones de Clubes, Federico Nantes, explicó que, desde enero pasado, la Conmebol tomó el control de la producción televisiva y de la distribución de la señal de todos los partidos de la competición.

El objetivo principal es “mejorar la calidad” de las emisiones a través de la “estandarización” de esa producción para eliminar posibles “imágenes tendenciosas”, en referencia a que productores locales no emitan, por ejemplo, repeticiones de momentos de los encuentros que puedan ser desfavorables al equipo local.

Para homogeneizar la producción de las imágenes y la transmisión de “la misma señal a todos los titulares de derechos”, la Conmebol instaló un centro único o “hub”, situado en San Isidro (Argentina) y gestionado por la española Mediapro, que se encargará de “hacer las correcciones de imagen” e incluir las infografías.

Además, licitó la producción local de todos los partidos que se jueguen en un mismo país a una sola empresa local, que deberá fabricar las imágenes siguiendo las “directrices” de la Conmebol, fijadas en un documento preestablecido, que establece, desde las imágenes concretas que se deben tomar en cada momento concreto de cada encuentro, hasta en qué ocasiones será obligatorio realizar repeticiones.

También fija el documento el número de cámaras mínimo que deben utilizarse en cada partido: 9 para los encuentros de las primeras fases hasta octavos de final, y 17 para el resto, que incluirán cámaras dentro de los arcos y en las esquinas.

Según Nantes, ese documento permitirá a los canales de emisión y a los anunciantes “saber qué esperar y cuándo”.
Hasta 2018, la empresa que obtenía los derechos de transmisión se encargaba también de la producción de todos los encuentros, según puntualizó Nantes.

El director comercial de la Conmebol, Juan Emilio Roa, aseguró que el nuevo funcionamiento responde a que actualmente existen más tenedores de derechos de emisión, y permitirá “aumentar los ingresos para reinvertirlos en el fútbol”.

Recordó que entre esos nuevos titulares de derechos se encuentra la red social Facebook que retransmite, “en exclusividad”, los partidos que se juegan los jueves y uno de los que se juegan los martes, junto con otros canales.

El primer encuentro que se retransmitió por esa vía fue el que jugaron, en segunda fase, el colombiano Atlético Nacional y el venezolano Deportivo La Guaira, en ese país, el pasado 7 de febrero.

Roa hizo un balance “muy positivo” de esa retransmisión que siguieron, según sus datos, más de 900.000 personas.

No obstante, indicó que esa red social tiene unos “200 millones de usuarios activos” en el continente, con lo que su “penetración supera al de cualquier otro medio”, motivo por el cual, sumado a que su oferta “fue muy superior”, obtuvo la licitación para las retransmisiones en abierto de la Libertadores.

Añadió que Facebook permite que gente “en cualquier rincón” de Sudamérica “sin acceso al cable, pero con un teléfono móvil” pueda ver los partidos.

Roa insistió en que con esas medidas “no estamos europeizando” el fútbol sudamericano, sino “mejorando la calidad”, ya que “la esencia de la forma de retransmitir los partidos permanece”.

EFE

Deja un comentario

Cerrar menú