Cases mantiene la querella contra Rosell y no la ampliará contra la junta

El socio del FC Barcelona Jordi Cases (i), que presentó una querella contra el ya expresidente Sandro Rosell, junto a su abogado Felipe Izquierdo (d), en la rueda de prensa que ha ofrecido esta tarde en Barcelona. (EFE/ Archivo)
El socio del FC Barcelona Jordi Cases (i), que presentó una querella contra el ya expresidente Sandro Rosell, junto a su abogado Felipe Izquierdo (d), en la rueda de prensa que ha ofrecido esta tarde en Barcelona. (EFE/ Archivo)

Barcelona, 27 ene (EFE).- El socio barcelonista Jordi Cases ha asegurado que mantendrá la querella contra el expresidente del Barcelona Sandro Rosell hasta que el club le garantice por escrito que no tomará acciones legales contra él y ha informado de que no la ampliará contra el resto de la junta directiva.

En una rueda de prensa, Cases ha admitido que se siente “saturado” por todo lo acontecido y ha comunicado que, si bien el vicepresidente del área social, Jordi Cardoner, le ha dado “su palabra” esta mañana de que no habrá represalias cuando retire la demanda, prefiere esperar a que el club lo formalice con un documento.

“Estoy muy tranquilo porque me han dado su palabra, pero hasta que no lo tenga por escrito no retiraré la querella”, ha anunciado Cases en una comparecencia, de una hora de duración, acompañado por su abogado, Felipe Izquierdo.

Asimismo, ha negado que tenga intención de ampliar la querella al vicepresidente económico, Javier Faus, y al actual presidente, Josep Maria Bartomeu, de quien ha destacado su “buena actitud” para que el caso se cierre “cuanto antes mejor” por el bien de la entidad.

En este sentido, ha señalado que tiene “la conciencia muy tranquila” y ha defendido “libertad” para que la gente pueda opinar lo que quiera.

La rueda de prensa ha servido para que el socio desgranara cronológicamente los contactos que en la última semana ha mantenido con los directivos del Barcelona para retirar la querella.

Según la versión de su abogado, Felipe Izquierdo, el pasado lunes 21 de enero -un día antes de que el juez Pablo Ruz aceptara a tramite la querella contra Sandro Rosell por apropiación indebida en su modalidad de distracción- el portavoz del Barcelona, Toni Freixa, se puso en contacto con él para llegar a un acuerdo para que retirase la demanda.

Tras la dimisión de Rosell, el día 24, y la rueda de prensa de Bartomeu al día siguiente explicando los números de la operación de Neymar, Cases mantuvo una “cordial” conversación telefónica con Cardoner.

“Este fin de semana había decidido retirar la querella. Yo quería saber en calidad de qué se habían pagado 40 millones a N&N (la sociedad del padre y la madre del brasileño) y lo hicieron”, ha indicado el socio.

Tras la conversación con el vicepresidente del área social, se llegó a un acuerdo para retirar la querella a falta de formalizarlo “por escrito” con el portavoz y directivo del club, Toni Freixa.

No obstante, dicha reunión se ha anulado tanto ayer como hoy, para sorpresa de Cases y de su abogado, quien ha dicho no comprender la actitud del portavoz azulgrana.

Tras la anulación, Cases ha vuelto a conversar telefónicamente con Cardoner, quien le ha enviado un mensaje de calma. “Me ha tranquilizado mucho porque me ha dicho que el club no emprenderá acciones legales contra mi persona. Me ha dado su palabra, tengo la palabra de Bartomeu y de Cardoner”, ha resaltado.

Por otra parte, Cases ha denunciado “las amenazas intolerables” que ha recibido Sandro Rosell y su familia y ha asegurado que, en los últimos días, él también ha recibido insultos.

Por último, ha reconocido que todo los sucedido le ha “sobrepasado” y que la de hoy será la última comparecencia pública que realice sobre el caso de la operación Neymar. “Cuando antes se acabe, mejor para todos”, ha concluido.

Deja un comentario

Cerrar menú