Candidato a jefe de fútbol uruguayo vaticina momentos “complicados”

El actual presidente de la AUF Wilmar Valdez. (Foto Ovacion.com.uy)

Montevideo, 26 jul .- El dirigente uruguayo Arturo del Campo, que se postula para presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), vaticinó hoy “momentos muy complicados” para ese deporte, el principal del país sudamericano.

Del Campo advirtió en declaraciones al diario “El Observador”, de Montevideo, que “se puede venir un paro (huelga) en el fútbol”.

“Puede ser que el presidente que gane dure poco tiempo porque no sepa solucionar los problemas que se vengan. Tengo claro los problemas que se vienen”, dijo Del Campo.

El ex presidente del club Danubio entre 2004 y 2010 es uno de los tres candidatos a presidente de la AUF, para las elecciones que se realizarán el martes y en las que votan los clubes de Primera y Segunda División profesional.

También se postulan el actual presidente de la AUF, Wilmar Valdez, y el empresario Eduardo Abulafia, quien fue delegado del club Defensor y presidente de la Segunda División, en la década de 1990.

“Estoy seguro que si estoy un tiempo soy presidente y veo que no puedo, renuncio”, dijo Del Campo en referencia a los cambios que piensa impulsar para atender los problemas que enfrenta el fútbol.

Entre los desafíos que enfrentarán los nuevos dirigentes uruguayos se encuentran la negociación de los dineros que ingresan por derechos de televisación y publicidad del fútbol local, además de todo lo relacionado con la selección nacional.

Del Campo es partidario de negociar entre dirigentes, jugadores y la empresa local Tenfield, del empresario Francisco Casal, que monopoliza la explotación del fútbol uruguayo desde hace 20 años.

“Tenemos que trabajar codo a codo todos los estamentos, pero cada uno desde su lugar. No se pueden pasar ciertos límites. No estoy de acuerdo con amenazas de paros (huelgas) si gana tal o cual candidato”, comentó el dirigente uruguayo.

En la agenda de la AUF figura también el tema del técnico de la selección Oscar Tabárez, cuyo contrato venció con el Mundial de Rusia y no se sabe qué pasará con el proceso que se inició en el 2006.

“Aplazar uno o dos meses el contrato del ‘Maestro’ no sería un problema. Para renovar el contrato cuatro años hay que discutir varios temas y va a estar presente la realidad de nuestro fútbol”, respondió Del Campo, aunque aclaró que es partidario de la continuidad del entrenador. “De ninguna manera se tiene que abandonar el proyecto”, sostuvo.

“El presidente exitoso será el que al final del mandato deje un fútbol sano, con instituciones fuertes, que decidan su futuro. Que no tengan la necesidad de votar cosas que son de carácter de usura” sentenció Del Campo.

DPA

Deja una respuesta

Cerrar menú