Campeones mundiales franceses son celebrados en los Campos Elíseos

Raphael Varane muestra una gráfica del recibimiento. (Twitter)

La selección francesa de fútbol, flamante campeona del mundo, fue recibida hoy por una enorme multitud en los Campos Elíseos de París.

Cientos de miles de personas se reunieron en la famosa avenida de la capital francesa, confirmaron a dpa fuentes policiales.

La multitud celebró eufórica al equipo triunfador dirigido por el técnico Didier Deschamps mientras aviones militares sobrevolaban la zona pintando el cielo con los colores de la bandera francesa y cientos de coches hacían sonar sus bocinas.

El autobús con la selección llegó, escoltado por la Policía, con unas dos horas de retraso a la Plaza Charles de Gaulle junto al Arco de Triunfo. La partida desde el aerpuerto de Roissy se demoró, informaron medios franceses.

“Esta es la victoria de la nueva generación de Francia. Esperamos veinte años por ella”, dijo Pierre, un hincha, a dpa, mientras esperaba. Su hija es demasiado pequeña para recordar el anterior título del mundo ganado por Francia en 1998. “¡Esta es su victoria!”.

Los jugadores vistieron camisetas blancas con dos estrellas (por las dos Copas del Mundo) y la leyenda “campeón del mundo” antes de que el autobús desfilara por la conocida avenida.

La policía desplegó a unos 2.000 agentes para garantizar la seguridad en los festejos. Francia aún tiene frescos los recuerdos de varios atentados terroristas, entre ellos los del 13 de noviembre de 2015 en la capital francesa, que dejaron 137 muertos.

Posteriormente, el presidente francés, Emmanuel Macron, recibió a la selección en un ambiente muy distendido en el Palacio del Elíseo, con alfombra roja incluida, en vez del rígido protocolo habitual. Los jugadores se cambiaron y se pusieron un traje para este evento.

El mandatario, el entrenador Deschamps y los jugadores cantaron “La Marsellesa”, el himno francés, en las escalinatas de la tradicional sede de la presidencia.

“Nunca ocurrió algo así en el Palacio del Elíseo”, dijo un comentarista de la cadena BFMTV. En la recepción también participó Brigitte, la esposa de Macron. El capitán Hugo Lloris llevaba la Copa del Mundo en sus brazos, según se pudo ver en la televisión.

Según BFMTV, unas 3.000 personas estaban invitadas al Palacio del Elíseo. Entre ellos había numerosos deportistas jóvenes de los clubes de los alrededores de París, en los cuales se iniciaron muchos de los integrantes de la selección.

Los futbolistas fueron recibidos con júbilo en los jardines del palacio. Entre otros temas, sonaba “We are the Champions”.

Macron agradeció al “équipe nationale”. “¡No cambien! Este equipo es bello porque está unido”, dijo el jefe de Estado. “Y porque es fuerte y está orgulloso de Francia”.

Los jugadores de la campeona del mundo recibirán la Legión de Honor, confirmaron hoy a dpa fuentes del Palacio del Elíseo.

La Legión de Honor fue creada en 1802 por Napoléon y es la mayor distinción que otorga Francia. En 1998, el entonces presidente francés Jacques Chirac también distinguió a la selección campeona ese año con la Legión de Honor.

DPA/ Christian Böhmer y Pol O Gradaigh

Deja un comentario

Cerrar menú