Brasil y Uruguay desafían el poder europeo

La selección de Brasil durante la copa mundo Rusia 2018. (Twitter)

Moscú, 4 jul .- Alemania se convirtió hace cuatro años en el primer equipo europeo en conquistar un Mundial de fútbol en América. ¿Podrá ahora un seleccionado sudamericano devolver gentilezas en Rusia?

Sólo sucedió una vez en la historia, en Suecia 1958, cuando Brasil logró el primero de sus cinco títulos Mundiales. La “canarinha” es ahora uno de los dos equipos sudamericanos junto a Uruguay que intentará repetir el hito seis décadas después.

El Mundial de Rusia está mostrando de momento una marcada preeminencia europea, a pesar de que las calles de Moscú y otras ciudades han estado inundadas en las últimas semanas por miles de hinchas mexicanos, colombianos, peruanos o argentinos. De los ocho cuartofinalistas, seis provienen del “Viejo Continente”: Francia, Bélgica, Inglaterra, Suecia, Croacia y Rusia.

La Unión Europea de Fútbol Asociado (UEFA) contó además con diez de los 16 equipos que se clasificaron a la ronda eliminatoria, la cifra más alta desde el Mundial de Alemania 2006. Entonces, cuatro equipos europeos acabaron jugando en semifinales. ¿Se repetirá la historia?

Se sabrá este mismo viernes, cuando Uruguay se mida con Francia en Nizhni Nóvgorod y Brasil con Bélgica en Kazán. El sábado, habrá dos duelos puramente europeos en cuartos de final: Suecia-Inglaterra en Samara y Rusia-Croacia en Sochi.

“Siempre es difícil para equipos que vienen de otro continente. Hasta que Alemania no fue a Brasil fue muy complicado para los europeos cuando iban a Sudamérica”, dijo Gareth Southgate durante la fase de grupos del Mundial. “Basta con remitirse a la historia. Pero hay que intentar sobreponerse al pasado y no hay razón por la que no podría cambiar”.

El equipo inglés propinó a Panamá la mayor goleada del Mundial, un 6-1 en la segunda jornada de la fase de grupos, y en octavos de final dejó en el camino a Colombia en una sufrida definición por penales. Y si bien los latinoamericanos no son en realidad visitantes en Rusia -en el estadio del Spartak había unos cinco hinchas colombianos por cada inglés-, los números de la historia son contundentes.

“Hace un año dije ya que es un torneo más para los europeos que para los latinos. Y se está viendo”, dijo el técnico de Panamá, Hernán Darío Gómez. “Veo equipos sudamericanos que acá no dan el nivel”, señaló.

Que apenas queden dos equipos latinoamericanos, sin embargo, no quiere decir que el título no pueda viajar al otro lado del Atlántico. En Brasil 2014, sólo fueron seis los europeos que llegaron a octavos de final, pero uno de ellos, Alemania, logró avanzar hasta la final y alzar el título.

“En Brasil se vinieron los europeos rapidito, menos Alemania, que hizo su propia casa en Brasil”, recordó el “Bolillo” Gómez sobre el campamento construido entonces por la luego campeona del mundo. “Por lo general es una pauta de todos los Mundiales”.

Aunque tal vez sea otra la tendencia. Las últimas tres campeonas fueron europeas (Italia, España y Alemania) y en los últimos 20 años todos los trofeos fueron a parar al “Viejo Continente” con excepción del conquistado.

DPA/ Tomás Rudich

Deja un comentario

Cerrar menú