Bento dice que quiere llevar a la selección surcoreana “al próximo nivel”

El portugués Paulo Bento, nuevo entrenador de la selección nacional de fútbol de Corea del Sur, posa hoy para la prensa. (EFE)

Seúl, 23 ago .- El exfutbolista portugués y nuevo técnico de Corea del Sur Paulo Bento afirmó hoy que su objetivo es llevar a la selección asiática “al próximo nivel”, y se marcó las metas de ganar la Copa de Asia de 2019 y de clasificarla para el Mundial de 2022.

Durante su primera rueda de prensa desde que asumió las riendas del combinado surcoreano, el entrenador luso señaló que asume este nuevo reto con la idea de aprovechar mejor el potencial futbolístico del país y emprender “un proyecto a largo plazo”.

Bento afirmó que es “ambicioso” y apuntó a los objetivos de “ganar la Copa de Asia”, que se disputará en los Emiratos Árabes en 2019, y de clasificar a los Taeguk Warriors para el Mundial de Qatar de 2022, según sus declaraciones realizadas en Goyang (noreste de Seúl) y recogidas por la agencia local Yonhap.

El nuevo seleccionador llegó a la capital surcoreana el pasado lunes acompañado de su equipo, conformado por los asistentes Sergio Costa y Filipe Coelho, el entrenador de porteros Vítor Silvestre y el preparador físico Pedro Pereira.

Bento destacó los “numerosos jugadores jóvenes y talentosos” disponibles en el país asiático, y afirmó que los dos primeros amistosos que dirigirá el próximo mes “serán una buena oportunidad” para probar a esos futbolistas.

El técnico debutará en el banquillo de Corea del Sur el 7 de septiembre, en un amistoso que la selección asiática disputará en casa ante Costa Rica, tras lo cual se verá las caras con Chile el día 11.

Está previsto que Bento anuncie la convocatoria para estos partidos el próximo lunes, y en ella estarán “muchos de los que participaron en el Mundial de Rusia”, según dijo.

El portugués comenzó su trayectoria en los banquillos dirigiendo al Sporting de Lisboa, con los que conquistó varios títulos nacionales que le valieron dar el salto a la selección lusa en 2010.

El excentrocampista del Real Oviedo, entre otros clubes, logró meter a Portugal en semifinales de la Eurocopa de 2012 -en las que cayó ante España-, y fue destituido tras no conseguir que el combinado pasara a octavos de final del Mundial de 2014 y después de una decepcionante fase clasificatoria para la Eurocopa de 2016.

Posteriormente, entrenó al Cruzeiro brasileño, al Olympiakos griego, y al Chongqing Lifan chino.

EFE

Deja un comentario

Cerrar menú