Argentina se clasifica a octavos con un agónico triunfo sobre Nigeria

Marcos Rojo, de la selección Argentina en el festejo incontrolable con Messi encima y Aguero. Un gol en la agonía. (Foto: tn.com.ar)

San Petersburgo, 26 jun .- Argentina conquistó hoy una agónica clasificación a los octavos de final del Mundial de Rusia 2018 al derrotar por 2-1 a Nigeria con un gol sobre el final de Marcos Rojo en la última fecha del Grupo D y se medirá en la próxima ronda con Francia.

Un gran gol de Lionel Messi a los 14 minutos puso en ventaja al conjunto albiceleste, que vio cómo en el segundo tiempo los nigerianos llegaron al empate por intermedio de Victor Moses, de penal, a los 51′. Rojo, con su gol a los 86′, evitó una eliminación que ya parecía segura.

Argentina llegaba con el agua al cuello al partido, tras un e1-1 ante Islandia y un estrepitoso 3-0 con Croacia que cayó como una bomba en la “Albiceleste”. Necesitaba ganar para no caer en la primera fase y lo logró con agonía. Acabó la fase de grupos con cuatro puntos, uno más que Nigeria y cinco menos que Croacia, líder y que chocará con Dinamarca en la siguiente fase.

Argentina y Nigeria midieron sus fuerzas desde el principio en esta final anticipada de alta tensión.

Los sudamericanos tomaron el dominio del partido pero sin demasiada profundidad, hasta que Éver Banega le dio un pase profundo, filtrado a Messi, que controló el balón y en una gran arremetida remató cruzado de derecha y marcó el gol que puso fin a su racha de 661 minutos sin tantos en Mundiales. Fue además el gol número 100 de Rusia 2018.

Banega, que no había sido tan tenido en cuenta por el técnico Jorge Sampaoli, demostró hoy ser el socio que necesitaba Messi, como lo había sido también en la Copa América Centenario 2016. El capitán y crack argentino estuvo cerca de anotar el segundo a los 33′, con un tiro libre que rebotó en el palo izquierdo de Francis Uzoho.

Con el paso de los minutos y el cansancio que comenzaron a mostrar los argentinos, Nigeria avanzó y jugó los últimos minutos del primer tiempo en el área rival.

Tras el descanso, la selección argentina intentó recuperar el dominio pero el árbitro turco Cuneyt Cakir cobró penal una falta de Javier Mascherano sobre Leon Balogun, al que abrazó en el área. Victor Moses convirtió el penal a los 51′ al engañar a Franco Armani, que debutó en la selección albiceleste.

Y a partir de allí Argentina se desorganizó y perdió precisión ante unas “Águilas Verdes” que con resto físico y juego fuerte frenaron cada intento.

El ingreso de Cristian Pavón a los 60′ le devolvió iniciativa a los dirigidos por Sampaoli, pero sin efectividad.

El VAR, usado por primera vez en un partido de Argentina en Rusia 2018, le salvó la vida a los de Sampaoli de un segundo penal a los 76′ ante un supuesto golpe de Marcos Rojo con el antebrazo al intentar defender en el área.

Los “albicelestes” eran conscientes de que les quedaban pocos minutos para evitar la eliminación en primera ronda, como Corea del Sur-Japón 2002, y reaccionaron. Maximiliano Meza, recién ingresado, llegó al fondo por la izquierda y le pateó un centro a Gonzalo Higuaín que el delantero de Juve lo tiró a las nubes. La desesperación empezó a ganar a los argentinos, hasta que llegó el gol de Rojo, el menos pensado y que hizo explotar al estadio de San Petersburgo colmado con 64.468 personas, en su amplia mayoría hinchas de Argentina.

A partir de allí todo fue emoción y tensión, hasta una tarjeta amarilla a Messi por demorar una jugada, hasta que el silbato final y el triunfo de Croacia por 2-1 a Islandia le dieron la clasificación a Argentina. Los jugadores se abrazaron y festejaron entre lágrimas y el puño en alto de Messi, que quebró así el mal comienzo que había tenido en Rusia.

La esperanza de Argentina estaba hoy cifrada en Messi y el capitán respondió, como lo había hecho en octubre ante Ecuador para llevar a la “Albiceleste” al que puede ser su último Mundial.

Argentina respondió ante esta “primera de las cinco finales” que Sampaoli había prometido ganar, en medio de fuertes cuestionamientos.

Argentina tuvo un inicio decepcionante en el Mundial de Rusia 2018, con un empate 1-1 ante la novata Islandia, en el que Messi erró un penal, y una derrota por 3-0 ante Croacia, resultados que hundieron a la selección sudamericana en una crisis de la que le costó varios días salir. Nigeria empezó con una caída por 2-0 ante Croacia, pero se impuso 2-0 frente a Islandia. Con un empate, podría haber llegado otra vez a octavos.

Sampaoli nunca repitió el equipo en los 14 partidos que dirigió y esta vez, también a pedido de los jugadores, apeló a un once con mayoría de los históricos jugadores que lograron el subcampeonato en Brasil 2014, que ante la presión finalmente respondieron.

“Nos guste o no somos los subcampeones del mundo y en algún momento lo tenemos que demostrar”, había advertido Mascherano al asumir el liderazgo del plantel para salir de la zozobra.

Argentina vivió una jornada tremenda en San Petersburgo, con la esperanza de que se cumplan las palabras de Sampaoli, que anticipó hoy comenzaba el Mundial para sus dirigidos, y con la ilusión renovada de Messi de ir por su primer título con la camiseta albiceleste y el tricampeonato para Argentina.

DPA/Cecilia Caminos

Deja un comentario

Cerrar menú