Argentina practica penaltis en una sesión distendida que confirma dos cambios

Jugadores de Argentina participan en un entrenamiento este jueves, en el Centro de Entrenamiento de Fluminense en Río de Janeiro (Brasil). EFE

Río de Janeiro, 27 jun .- Sol, cielo azul, calor y humedad, marcas de Río de Janeiro, la ciudad que este viernes recibirá el segundo partido de cuartos de final de la Copa América, imperaron este jueves en el último entrenamiento de Argentina en el que se trabajó a fondo la definición y a puerta y la puntería en penaltis.

La sesión en la sede del club Fluminense resultó plácida y distendida, muy diferente de las mañanas tensas que vivieron los jugadores y el entrenador Lionel Scaloni hasta antes de obtener la clasificación desde el Grupo B.

Con el desafío de encontrar fórmulas claras para romper el viernes en el estadio Maracaná la rocosa defensa de Venezuela, los responsables de la plantilla Albiceleste abrieron sus puertas al público mientras los jugadores se aplicaron en trabajos de coordinación en defensa y ataque.

Allí se pudo confirmar la presencia de los dos cambios que ya había insinuado el técnico desde su llegada a la llamada Cidadade Maravilhosa, la noche del lunes.

Marcos Acuña y Germán Pezzella completaron el once titular probable en lugar de Giovani Lo Celso y Renzo Saravia.

Pezzella, central del Fiorentina, tomó el puesto de Saravia, afectado por un golpe en la cresta ilíaca.

Milton Casco, el segundo en la línea de sucesión para esta plaza no parece ser la opción debido a su decepcionante rendimiento en el comienzo de la fase de grupos.

Acuña, del Sporting de Lisboa, ratificó hoy que es la primera carta para sustituir a Lo Celso, del Real Betis.

En la recta final de la sesión se practicaron lanzamientos de penaltis, en una práctica que fue a puertas abiertas, e intensa y distendida al mismo tiempo, similar a la del pasado miércoles.

Dos cambios que obligarían al técnico a introducir algunos movimientos en defensa a partir de la presencia como lateral derecho de Juan Foyth, quien ya ha cumplido este rol en el Tottenham.

La defensa debe completarse con el portero Franco Armani, así como Pezzella y Nicolás Otamendi y Tagliafico en la línea de fondo de cuatro hombres.

En la mitad de la cancha se afirmaron como tridente Rodrigo De Paul, del Udinese, Leandro Paredes, del PSG, y Acuña.
Lionel Messi, Lautaro Martínez y Sergio Agüero serán hasta nuevo aviso los tres de ataque.

El de este viernes en el estadio Maracaná será el decimotercer partido que dirige Scaloni desde que Jorge Sampaoli abandonó el banquillo de la selección argentina, tras el Mundial de Rusia.

EFE

Deja un comentario

Cerrar menú