0-0. El finalista de entre el Mallorca y la Real se decidirá en el Reale Arena

El delantero canadiense del Mallorca Cyle Larin (i) disputa un balón ante el centrocampista de la Real Sociedad Martín Zubimendi este martes, durante el partido de ida de las semifinales de la Copa del Rey, entre el RCD Mallorca y la Real Sociedad, en el estadio de Son Moix, en Palma de Mallorca. EFE/ Jordi Avella

Palma, 6 feb .- Una de las plazas de finalista de la Copa del Rey de fútbol se decidirá el 27 de febrero en el Reale Arena tras el empate 0-0 entre el Mallorca y Real Sociedad en el partido de ida de las semifinales disputado este martes en el estadio Son Moix.

El conjunto donostiarra fue de menos a más a lo largo de los 96 minutos disputados y tuvo las ocasiones más claras para marcar. Lo impidió la impericia del nigeriano Sadiq Umar, que falló cuando lo tenía todo a su favor.

El primer tiempo sólo ofreció dos acciones con cierto peligro en ambas porterías. Abdón Prats, titular en el ataque como lo fue en la eliminatoria ante el Girona, enganchó un zurdazo que se fue desviado por muy poco.

Respondió Sadiq con un cabezazo alto en una situación inmejorable para marcar.

El Mallorca cedió terreno a la Real e intentó inquietar con contragolpes que buscaron al canadiense Cyle Larin, titular en detrimento de Vedat Muriqi, que esperó su turno en el banquillo. El kosovar entró en la segunda parte (min. 65) sustituyendo a Prats, que abandonó el campo dolorido.

Javier Aguirre repitió la defensa de cinco con tres centrales (Nastasic, Valjent y Copete), un esquema habitual en el dibujo táctico del técnico y mantuvo al eslovaco Dominik Greif bajo los palos, como ha sido habitual en los partidos de la Copa.

Imanol Alguacil, por su parte, tuvo que recurrir a las rotaciones por las bajas de los lesionados Aritz Elustondo, Carlos Fernández, Kieran Therney, Aihen Muñoz, Mikel Oyarzabal y Álvaro Odriozola.

Saltaron al campo, eso sí, el japonés Take Kubo y el maliense Hamari Traoré tras sus participaciones en la copas de Asia y África, respectivamente.

Kubo, precisamente, estuvo sometido a un marcaje implacable por parte de José Copete, que le costó la primera tarjeta amarilla nada más comenzar la segunda parte.

El extremo nipón y ex mallorquinista (jugó en calidad de cedido por el Real Madrid) fue el gran objetivo de la zaga bermellona; siempre tuvo un rival encima, pero así y todo, fue capaz de dar una gran asistencia a Sadiq (min. 71) que el nigeriano no supo aprovechar cuando toda la Real cantaba el gol.

Eran momentos de zozobra en el aérea mallorquinista. Los donostiarras creaban ocasiones claras, superando a un rival que empezaba a notar el esfuerzo físico.

Aguirre movió el banquillo y entraron Vedat Muriqi, el serbio Nemanja Radonjic -cedido por el Torino FC italiano en el mercado de invierno-, Manu Morlanes, Antonio Sánchez y Omar Mascarell.

Alguacil sustituyó a Sadiq dando entrada al portugués André Silva en busca de dotar de más mordiente a su equipo. Pero todo siguió igual. El 0-0 deja todo abierto para el partido de vuelta en San Sebastián.

– Ficha técnica:

0- Mallorca: Greif; Gio González, Valjent, Nastasic, Copete, Jaume Costa; Samu Costa, Darder (Morlanes, min. 76), Dani Rodríguez (Antonio Sánchez, min. 76) ; Abdón Prats (Muriqi, min. 65) y Larin (Radonjic, min. 76).

0- Real Sociedad: Remiro; Traoré, Zubeldia, Le Normand, Javi Galán; Brais Méndez, Zubimendi, Merino (Tufrrientes, min. 88), Barrenetxea (Magunazelaia, min. 88), Sadiq (André Silva, min. 77) y Take Kubo.

Árbitro: Alejandro Muñiz Ruiz (Comité Gallego). Enseñó tarjetas amarilla a Copete (min. 45+1); Zubeldia (min. 54), Dani Rodríguez (min. 68); Mikel Merino (min. 80); André Silva (min. 95)

Incidencias: Partido de ida de las semifinales de la Copa del Rey disputado en el estadio Son Moix ante 22.051 espectadores, la mejor entrada de la temporada. El choque de vuelta se disputará el 27 de febrero en el estadio Reale Arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio